Navigation

Las sanciones contra Rusia de las potencias occidentales

El presidente de Rusia, Vladimir Putin, durante una reunión en su residencia en Novo-Ogaryovo a las afueras de Moscú, el 29 de julio de 2014 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 30 julio 2014 - 08:41
(AFP)

La Unión Europea (UE) y EEUU decidieron el martes castigar a la economía rusa para aumentar la presión contra Moscú por su papel en la crisis ucraniana.

Estas son las sanciones que se han adoptado hasta ahora:

- Sanciones económicas

EEUU fue el primero en imponer medidas económicas contra empresas rusas. El 16 de julio, prohibió a las empresas estadounidenses llevar a cabo transacciones con el gigante ruso del petróleo Rosneft, restricciones que se extendían también a Gazprombank, banco del productor gasífero Gazprom, y al banco público ruso VEB.

El martes, Washington impuso sanciones a "sectores claves" de la economía rusa: la energía, el armamento y las finanzas. EEUU decidió bloquear las exportaciones de algunos bienes y tecnologías destinados al sector energético ruso y suspendió los créditos para los proyectos de desarrollo en Rusia. Las sanciones también prohíben efectuar financiamientos a largo plazo al segundo banco ruso, VTB, una de sus filiales, Al Banco de Moscú, y al Banco Agrícola ruso, primer prestamista para el sector agrícola.

Por su parte, la UE decidió vedar el acceso al mercado de capitales europeo, prohibiendo a todo ciudadano o compañía comunitaria comprar bonos o acciones o cualquier instrumento financiero de un vencimiento de más de 90 días a las entidades financieras públicas rusas. Permite, sin embargo, los préstamos bancarios.

En esta nueva tanda de medidas, también veda la exportación de tecnología de doble uso (civil y militar) y limita el acceso de Rusia a las tecnologías sensibles en el sector de la explotación petrolera no convencional ('shale oil', extracción en aguas profundas, explotación en el Ártico), sin afectar, no obstante, los contratos en curso.

El 16 de julio, la UE anunció que congelaba los nuevos programas en Rusia del Banco Europeo de Inversiones (BEI) y obró para que el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD), del que son accionistas 64 países, entre ellos Rusia, congelara sus nuevos programas de inversión en Rusia.

- Congelación de haberes y prohibición de visado

Varias decenas de responsables rusos y ucranianos prorrusos están sujetos a la congelación de haberes y a una prohibición de visado.

La lista estadounidense cuenta más de 50 responsables, la UE incluyó a 91. Se trata de responsables de Crimea, del este de Ucrania, así como de la Duma rusa, los servicios de seguridad o de las Fuerzas Armadas de Rusia. Por primera vez, la UE decidió incluir esta semana a oligarcas rusos que se "benefician" con la desestabilización de Ucrania.

La UE también sancionó 23 entidades, entre ellas varias milicias y grupos armados como el Ejército del Sureste (separatistas) y empresas con sede en Crimea.

Canadá elaboró una lista con 43 rusos y 43 ucranianos mientras que Japón prohibió el visado a 23 rusos.

- Sanciones diplomáticas

Para protestar por la anexión de la península de Crimea a Rusia, los dirigentes de las potencias occidentales suspendieron en marzo su participación en la cumbre del selecto club de potencias mundiales del G8 que organizaba Moscú en junio y celebraron una cumbre del G7 en Bruselas.

La UE también suspendió las discusiones sobre la liberalización de la política de visados.

Japón suspendió negociaciones para flexibilizar el régimen de visados.

- Suspensión de la cooperación militar

Washington decidió el 3 de marzo suspender su cooperación militar con Rusia.

El 1 de abril, los 28 miembros de la OTAN suspendieron "la cooperación civil y militar con Rusia". Sin embargo, esta medida no alcanza algunos programas, en particular la cooperación en Afganistán, la lucha antiterrorista y contra el tráfico de drogas.

La UE decidió el martes suspender el comercio, tanto la compra como la venta, de armamentos con Rusia. La medida no afecta a los contratos en curso.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.