Las ventas mundiales del fabricante de automóviles francés PSA (Peugeot Citroen) cayeron un 10% el año pasado, antes de su fusión con Fiat Chrysler.

PSA (marcas Peugeot, Citroën, DS, Opel, Vauxhall) anunció el jueves la venta de 3,49 millones de vehículos en 2019, unos 400.000 menos que en 2018, que fue un año récord.

El grupo sufre de su ausencia en el mercado estadounidense, donde anunció querer volver, y del fracaso en China, donde apenas representa un 0,5% del mercado tras años de caídas.

PSA, el segundo fabricante europeo, que anunciará el 26 de febrero sus resultados financieros, aseguró sin embargo que prefiere mejorar sus márgenes antes que el volumen de ventas y sigue sin hacer grandes descuentos en sus productos.

El grupo está en proceso de fusión con Fiat Chrysler (FCA), del que espera reforzar sus actividades en Europa.

La compañía italo-estadounidense debería facilitar el proyecto del retorno de Peugeot a Estados Unidos.

Juntos PSA y FCA crearán el número 4 mundial del sector, con cerca de 170.000 millones de euros y 8,7 millones de ventas anuales en en 2018.

FCA controla las marcas Fiat, Alfa Romeo, Chrysler, Dodge, Jeep, Lancia; Ferrari y Maserati.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes