Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El candidato Tom Thabane deposita su papeleta en la urna en un centro de votación este sábado 3 de junio en Maseru, la capital de Lesoto

(afp_tickers)

Los ciudadanos de Lesoto, un pequeño reino enclavado en Sudáfrica, votaron este sábado en unas elecciones legislativas anticipadas que probablemente no permitan poner fin a una inestabilidad política crónica.

A lo largo del día, los electores lesotenses acudieron en calma a las urnas de este este país de 2 millones de habitantes, enclavado en medio de las montañas de Sudáfrica, considerado como uno de los menos desarrollados del planeta.

El recuento de sufragios comenzó tan pronto se cerraron las urnas, a las 15H00 GMT. Los resultados se esperan dentro de unos días.

Fue la tercera vez en cinco años que los lesotenses votaron para renovar el Parlamento.

En marzo, el primer ministro Pakalitha Mosisili, que quedó en minoría en el seno de una coalición de siete partidos, pidió al rey Letsie III que disolviera el Parlamento y convocara elecciones legislativas.

En 2014, su predecesor al frente del país, Thomas Thabane, que llevaba dos años en el poder, tuvo que renunciar a su cargo tras un intento de golpe de Estado. Derrotado en las elecciones posteriores a su dimisión, tuvo que exiliarse a Sudáfrica, alegando que su vida corría peligro.

Thabane regresó en febrero a Lesoto y se convirtió en uno de los favoritos para la elección de este sábado.

Un gran número de partidos se presentaron a los comicios, pero sólo dos hombres eran favoritos para liderar una probable coalición gobernante.

A pesar de su caída, el primer ministro saliente, Mosisili, líder del Congreso Democrático (DC) podría aliarse al Congreso para la Democracia en Lesoto (LCD) y al Frente Popular para la Democracia (PFD).

Frente a él, su predecesor, Thabane, de la Convención de Todos los Basothos (ABC), podría unirse a la Alianza de los Demócratas (AD) del exministro de la Policía, Monyane Moleleki.

"El voto en las ciudades se atribuye ampliamente al ABC", declaró el analista Mafa Sejanamane, de la Universidad de Lesoto. La influencia del CD de Mosisili en sus feudos rurales también se ha "erosionado considerablemente", apuntó.

"Así que es muy poco probable que uno de esos dos partidos consiga mayoría absoluta por sí solo", vaticinó Sejanamane.

Naledi Metsing, una mujer de 29 años que votó al sur de Maseru, afirmó que "nosotros queremos un cambio", lamentando que el gobierno actual "no ha hecho gran cosa por el pueblo".

- Presiones del ejército -

El país trata de recuperarse tras el golpe de Estado fallido de 2014. Acusado entonces de haber ordenado el asalto del cuartel general de la policía, el jefe del Ejército, el general Tlali Kamoli, fue destituido de sus funciones el año pasado.

Peor su influencia sigue dando lugar a rumores de intervención militar, a pesar de las advertencias de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC), que aseguró que no toleraría ninguna manipulación de los resultados electorales.

"La perspectiva de una victoria de Thabane preocupa mucho a los oficiales favorables a Mosisili, cuyos armarios están repletos de cadáveres", advirtió el analista Peter Fabricius, del Instituto para los Estudios de Seguridad (ISS) de Pretoria.

Ni siquiera Thabane escondió su miedo a que se produzcan presiones por parte del ejército. "Lesotho solo puede sobrevivir si respeta las reglas de un verdadero sistema democrático", declaró tras haber votado en un pueblo cercano a Maseru.

Lesoto, una monarquía constitucional en la que el rey apenas tiene poder, es un régimen parlamentario mixto. Ochenta escaños de la Asamblea se eligen mediante un sistema electoral mayoritario, y los 40 restantes se reparten por voto proporcional, según los resultados nacionales.

Un partido necesita, por tanto, 61 de los 120 para poder gobernar en solitario.

Aunque este sistema asegura la presencia en la Asamblea de numerosos partidos, también es un factor de inestabilidad denunciado por varios analistas que reclaman una reforma.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP