Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos tanques de las fuerzas iraquíes, con el apoyo de los paramilitares de Hashed al Shaabi (Movilización Popular), avanzan hacia la localidad de Sheij Yunis, al sur de Mosul, el 19 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Las fuerzas iraquíes han avanzado sobre la parte oeste de Mosul y recuperado cinco aldeas al sur de la ciudad, en el marco de una vasta ofensiva cuyo objetivo es echar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) de su último bastión en Irak.

Lanzada en octubre, esta ofensiva para retomar la segunda ciudad del país es la mayor operación militar realizada en Irak desde hace varios años.

- ¿Dónde se encuentran las fuerzas iraquíes?

Unas unidades de la policía federal recuperaron este domingo cinco aldeas del sur de Mosul, entre las cuales una a tiro de piedra del aeropuerto, precisamente ubicado en el extremo sur de la ciudad, sobre la margen oeste del Tigris, el río que divide la ciudad.

Éstas se encuentran apoyadas por las Fuerzas de intervención rápida (grupo de élite dependiente del Ministerio del Interior) y por unidades del ejército.

Las fuerzas mejor preparadas del país, las Unidades de Contraterrorismo (CTS), no se encuentran implicadas en esta primera fase de la operación, pero podrían penetrar en el oeste de la ciudad en los próximos días.

Las fuerzas Hashd al Shaabi (Movilización Popular) están activas en un frente al suroeste de Mosul, donde han cortado las vías de reaprovisionamiento del EI entre Mosul y Siria. Se encuentran en los alrededores de la localidad de Tal Afar, bajo control de los yihadistas.

Diferentes fuerzas han sido desplegadas en el este de Mosul, parte de la ciudad reconquistada en enero, pero los combatientes kurdos (peshmergas) no penetraron en la urbe junto al resto y se mantienen a algunos kilómetros al este y norte de Mosul.

- ¿Qué se puede esperar en el oeste de Mosul?

El principal objetivo de esta primera fase de la operación para tomar el oeste de Mosul es el control del aeropuerto y una base militar cercana. Posteriormente, las fuerzas iraquíes intentarán entrar en esta parte densamente poblada de la ciudad desde distintos puntos, incluido el río Tigris, en el que prevén utilizar puentes flotantes para unirla desde la margen oriental.

La batalla se prevé más dura en la parte occidental de Mosul por sus calles estrechas, en particular en la ciudad vieja, y con los yihadistas mejor implantados y tentados de utilizar a la población civil como escudos humanos.

La coalición internacional liderada por Washington que apoya la lucha antiyihadista en Irak y Siria ha disparado en unas 10.000 ocasiones contra blancos del EI desde el comienzo de la ofensiva, el 17 de octubre, sobre este bastión. También ha desplegado fuerzas especiales en el terreno para aconsejar a los combatientes iraquíes.

- ¿Cuál es el impacto sobre la población?

El éxodo masivo que esperaban las organizaciones humanitarias con el desencadenamiento de la ofensiva de Mosul hace cuatro meses finalmente no se produjo. Unos 200.000 civiles huyeron, de los cuales 50.000 han regresado, según la ONU.

La comunidad de las organizaciones humanitarias advierte, no obstante, de que la batalla por el oeste de la ciudad podría provocar un desplazamiento masivo de población, en tanto que las agencias de ayuda se encuentran levantando nuevos campamentos en los alrededores de Mosul.

También se teme que un sitio impuesto por las fuerzas iraquíes sobre el oeste de Mosul eventualmente provoque hambruna entre sus casi 750.000 habitantes.

La ONG británica Save the Children también advirtió este domingo de que unos 350.000 niños se encuentran atrapados en la parte oeste de Mosul y llama a las fuerzas iraquíes y sus aliados a "hacer todo lo posible para protegerlos".

AFP