Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May, habla en la la residencia oficial de 10 Downing Street, en el centro de Londres, el 22 de marzo de 2017, tras el atentado ocurrido en el Parlamento.

(afp_tickers)

La primera ministra británica Theresa May anunció que no elevará el nivel de amenaza terrorista, pese al atentado que el miércoles costó la vida a 3 personas y al atacante en Londres.

"El nivel de amenaza ha estado en 'severo' durante cierto tiempo, y eso no cambiará", dijo May en un mensaje ante Downing Street, calificando el atentado de "nauseabundo y perverso".

El grado de "severo" es el segundo más alto, significa que es altamente probable que haya atentados y está por debajo de "crítico", que se activa en caso de amenaza inminente.

May, que leyó su mensaje vestida de negro, estaba en el Parlamento cuando un hombre lanzó su vehículo contra la gente que estaba en las inmediaciones y luego mató a un policía que custodiaba el recinto, antes de ser abatido, causando además 20 heridos.

"Para los que estabamos en el Parlamento en el momento del atentado, es un recordatorio de la valentía de la policía", añadió.

"El escenario del atentado", prosiguió, "no es una coincidencia. El atacante eligió golpear en el corazón de nuestra capital, donde gente de todas las nacionalidades, religiones y culturas se reúnen para celebrar los valores de la libertad, la democracia y la libertad de expresión".

"Nunca nos rendiremos al terror. Y nunca permitiremos que las voces del odio y el mal nos dividan", añadió.

AFP