Los campos controlados por los kurdos en el noreste de Siria donde están detenidos yihadistas no están actualmente amenazados por la ofensiva turca, estimó el miércoles el ministro francés de Relaciones Exteriores, Jean-Yves Le Drian.

"Actualmente la ofensiva turca y las posiciones de las FDS (Fuerzas Democráticas Sirias) no hicieron que estos campos, que están en el este y noreste sirios, vean su seguridad amenazada" dijo el ministro en la televisión local BFMTV.

El jefe de la diplomacia francesa informó además de que se va a conversar "próximamente" con las autoridades iraquíes de la creación de un "dispositivo" internacional que permita juzgar a los yihadistas del grupo Estado Islámico.

"Tenemos que hacer todo lo posible, junto a las autoridades iraquíes, para encontrar los medios de crear un dispositivo judicial que pueda juzgar a todos los milicianos, incluidos los franceses", dijo.

Según cifras kurdas, unos 12.000 sospechosos yihadistas están en cárceles del noreste de Siria. De ellos, 2.500 son extranjeros, algunos de los cuales provienen de países europeos como Reino Unido, Francia, Alemania o Dinamarca.

Esta semana, la ONG Human Rights Watch advirtió a los países europeos del riesgo de transferir sospechosos yihadistas extranjeros de las prisiones del norte de Siria a Irak para que sean juzgados ya que el país vecino a Siria tiene "un récord de juicios injustos" y los países podrían contribuir con su decisión a que se cometan "serios abusos".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes