Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dinamarca se sitúa como uno de los países con los salarios mínimo más altos, y en cambio no tiene "una carne realmente más cara que la media mundial", según Caterwings

(afp_tickers)

Mientras que en Copenhague solo hay que trabajar una hora para ganarse un bistec, en Yakarta se necesita todo un día, halló un estudio para la empresa Caterwings sobre el acceso a la carne de los trabajadores con salario mínimo.

Para establecer este barómetro, ABCD agency, la empresa de relaciones públicas que realizó el estudio, se basó en el salario mínimo de cada país y en una media de precios establecida a partir de las tarifas de grandes superficies (hasta tres por país).

Dinamarca se sitúa así como uno de los países con los salarios mínimo más altos, y en cambio no tiene "una carne realmente más cara que la media mundial", según Caterwings, lo que explica el fácil acceso a la carne para los daneses.

Los siguen de cerca sus vecinos suecos, que deben trabajar poco menos de hora y media para ganarse su ración de carne roja. Al asalariado de base australiano le hace falta exactamente una hora y media para poder comprar un bistec, en un país que consume la mayor cantidad de proteínas animales, según este inédito estudio.

Por el contrario, el trabajador indonesio que se sitúa en el nivel salarial más bajo, tiene que obrar más de 23 horas y media para obtener su ración de carne.

En Estados Unidos, la misma ración se conseguirá con algo más de dos horas y media de trabajo.

Esta investigación se concentró en los países que producen y consumen más proteínas animales, precisó Caterwings, una empresa de restauración que pone en contacto a mayoristas de alimentación y empresas.

Los datos se obtuvieron analizando los precios de la carne en las ciudades más grandes de cada país y, en cada caso, representaban al menos un 25% de dicha nación.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP