El ex presidente catalán Carles Puigdemont afronta esta semana la primera vista sobre su eventual extradición de Bélgica a España, inicio de una serie de citas de los independentistas ante la justicia en Europa tras la sentencia en Madrid.

En Luxemburgo, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) debe pronunciarse también sobre si su ex número dos, Oriol Junqueras, tenía inmunidad cuando fue condenado. Y no se descartan acciones en el Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH).

"Estaré siempre a disposición de la justicia de (...) Bélgica", donde "hay una confianza plena en sus instituciones judiciales", aseguró días atrás Puigdemont, que siempre ha contrapuesto la justicia europea a la española.

Esa confianza se pondrá a prueba a partir del martes cuando un tribunal de Bruselas examine la Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) cursada por España contra él por los delitos de sedición y malversación de caudales públicos.

"El martes, no habrá decisión" sobre la extradición, aseguró a la AFP Simon Bekaert, uno de sus abogados defensores, precisando que ese día solicitarán continuar la defensa por escrito y se fijará una fecha para los alegatos orales.

Uno de los argumentos de la defensa será la posible "inmunidad" del ex presidente al haber sido elegido eurodiputado en mayo, un cargo que, sin embargo, no pudo asumir por no completar los trámites requeridos en España, como jurar la Constitución.

- Luxemburgo, 12 de noviembre -

A diferencia de Puigdemont, que se marchó a Bélgica en 2017 tras el intento de secesión de Cataluña, Junqueras permaneció en España, entró en prisión y fue juzgado, pero se encuentra en la misma situación respecto a la inmunidad.

Su vista ante el TJUE tuvo lugar el 14 de octubre, el mismo día en que el Tribunal Supremo español lo condenó a 13 años de prisión por el intento de secesión. El caso ante el alto tribunal europeo sigue su curso.

"Si el TJUE determina que Junqueras necesitaba una protección o tenía inmunidad [como eurodiputado], evidentemente no podía ser condenado", aseguró el día de la vista su abogado Andreu Van den Eynde.

El abogado general del TJUE emitirá su opinión sobre el caso el próximo 12 de noviembre, paso previo a la decisión de los magistrados europeos semanas después y que podría servir de precedente para el caso de Puigdemont, según su entorno.

- Estrasburgo, a la vista -

Pese a las acciones ante la justicia de la UE, la batalla final sobre las condenas a los independentistas tendrá lugar ante el TEDH en Estrasburgo (noreste de Francia), si se mantienen al término de los recursos posibles en España.

Entre sus argumentos estarían eventuales vulneraciones del Convenio Europeo de Derechos Humanos, entre ellas el Artículo 11 relativo a la libertad de expresión y reunión, como en el caso del líder de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart.

El Tribunal Supremo falló que éste empujó a sus simpatizantes a oponerse a la ejecución de decisiones judiciales días antes del referéndum de 2017, en protestas sin heridos pero con varios coches de la Guardia Civil destrozados.

Los magistrados le condenaron así a 9 años de prisión por sedición, una pena "desproporcionada", según su abogado Olivier Peter, que apunta a otras vulneraciones del derecho internacional en ese proceso "que no fue justo".

Peter recuerda que expertos de la ONU sobre detenciones consideraron la prisión preventiva a Cuixart y al otro líder social Jordi Sànchez "arbitraria" y carga contra la "interpretación extensiva e imprevisible" del delito de sedición.

"El camino a Estrasburgo es largo" y "tomará años" revocar la sentencia contra Cuixart y su liberación, estima su letrado a la AFP, llamando a Madrid a "cambiar de actitud antes" con una "amnistía" y "diálogo con los independentistas".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes