Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La presidenta de la Reserva Federal estadounidense (Fed), Janet Yellen, tras una rueda de prensa en la que anunció el histórico aumento de las tasas, el primero desde 2006, en Washington el 16 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

El primer aumento en casi una década de la tasa de referencia en Estados Unidos daba alas este jueves a las bolsas mundiales, sin provocar grandes olas en los mercados cambiarios.

El anuncio hecho el miércoles por la Reserva Federal (Fed), ampliamente anticipado, ya había sido acogido positivamente por los mercados en Estados Unidos y América Latina.

Este jueves la tendencia se confirmó en Asia, donde el índice Nikkei de Tokio subió un 1,59% y el Hang Seng de Hong Kong un 0,79%, y se mantenía en Europa.

Hacia las 10H50 GMT, el índice Footsie 100 de Londres ganaba 1,57%, el Dax 30 de Fráncfort 2,97%, el CAC 40 de París un 2,40% y el Ibex-35 de Madrid un 2,63%.

"Los mercados estaban dispuestos a subir apenas la Fed anunciara su decisión, a condición de que no hubiera una mala sorpresa", dijo Michael James, de Wedbush Securities.

La Fed aumentó la tasa interbancaria, que desde 2008 estaba entre 0 y 0,25%, en un cuarto de punto porcentual. Anunció asimismo que habría una serie de aumentos "graduales" para llevarla a 1,4% a fines de 2016, en función del ritmo del crecimiento económico.

La primera señal de que la decisión y los términos empleados fueron los apropiados llegó de Wall Street, donde el Dow Jones y el Nasdaq cerraron con alzas de 1,28% y 1,52% respectivamente.

En husos horarios similares, las bolsas latinoamericanas confirmaron que estaban preparadas para acoger una decisión que muchos temían por el riesgo de que provoque una salida de capitales hacia los bonos del Tesoro estadounidenses, una vez que estos ofrecieran al mismo tiempo seguridad y cierta rentabilidad.

México cerró con un alza de 1,22%, Colombia ganó 2,59% y Sao Paulo 0,32%. Solo cayó la de Buenos Buenos Aires (-2,20%), a causa del anuncio de la liberación de cambios hecho por el gobierno del nuevo presidente Mauricio Macri.

En los mercados de divisas, predominaba la prudencia.

Hacia las 09H00 GMT, el euro se negociaba a 1,0868 dólares, frente a 1,0930 dólares el miércoles a las 22H00 GMT.

El dólar se reforzaba ligeramente frente al yen, a 122,40 yenes por dólar, frente a 122,26 el miércoles por la noche.

El billete verde también registraba escasas fluctuaciones ante las divisas de los mercados emergentes, los más expuestos en principio a la decisión de la Fed.

Poco después del anuncio, redujo incluso su presión sobre el real brasileño, que finalmente se depreció un 1,17% (a 3,921 unidades por dólar), pese a haber sido golpeado igualmente por la degradación de la nota de su deuda soberana a la categoría de bono "basura" por la agencia calificadora Fitch.

AFP