Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una embarcación transporta los restos del ferry surcoreano Sewol, el 31 de marzo de 2017, de camino al puerto de la ciudad de Mokpo (sureste del país)

(afp_tickers)

Los restos remolcados del ferry surcoreano Sewol llegaron finalmente a puerto este viernes, casi tres años después del trágico naufragio que le costó la vida a 304 personas, en su mayorías estudiantes de una escuela de educación secundaria.

El gigantesco buque semisumergible que transporta los restos sacados a la superficie hace unos días llegó a Mokpo, en el suroeste de Corea del Sur, a un centenar de kilómetros del lugar de la tragedia, según un fotógrafo de la AFP.

El gigantesco ferry, de 6.825 toneladas de peso y 145 metros de eslora, naufragó el 16 de abril de 2014 cerca de la isla de Jindo, en lo que fue uno de los peores desastres marítimos de la historia de Corea del Sur.

Los cuerpos de nueve de las víctimas nunca fueron hallados y el remolque del Sewol era una de las reivindicaciones esenciales de las familias.

El semisumergible iba acompañado de un barco más pequeño en el que se hallaban los allegados de los nueve desaparecidos, y de cinco patrulleras.

Los especialistas van a examinar ahora cuidadosamente lo que queda del barco en busca de eventuales restos humanos o efectos personales.

"No es más que el principio. Sigo viendo a mi hija en sueños", declaró Park Eun-mi a los periodistas. "Tenemos que encontrar a los nueve desaparecidos para que se reúnan con su familia", dijo esta madre desesperada.

El Sewol se hallaba a 44 metros de profundidad desde la tragedia. Las autoridades instalaron barreras submarinas para aislar el lugar, que los buzos seguirán explorando en busca de nuevos restos.

La ahora destituida presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, fue duramente criticada en la época por su gestión del naufragio. El drama, causado por una serie de errores humanos, conmocionó al país.

El ferry tardó tres horas en hundirse, pero las personas que se hallaban a bordo nunca recibieron la orden de evacuar.

AFP