Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Los separatistas controlan casi la totalidad de la segunda ciudad de Yemen

Combatientes separatistas de Yemen del sur en Adén el 28 de enero de 2018 en donde enfrentan desde el domingo a las tropas gubernamentales respaldadas por la coalición liderada por Arabia Saudita

(afp_tickers)

Las fuerzas separatistas tomaron este martes casi la totalidad de Adén, la segunda ciudad de Yemen, después de tres días de combates contra las fuerzas gubernamentales, convirtiéndose así en un actor clave en el conflicto.

Según fuentes militares, el palacio presidencial en Adén, capital del sur, continuaba el martes en la noche rodeada por los combatientes separatistas que se apoderaron de casi todas las posiciones de sus oponentes en la ciudad portuaria, con la excepción del palacio (sur) y el distrito de Dar Saad (norte).

Por tercer día consecutivo, un gran número de civiles se quedaron en sus casas ante el temor de ser víctimas del fuego cruzado, y varias organizaciones humanitarias suspendieron sus operaciones.

El gobierno del presidente Abd Rabo Mansur Hadi se instaló en Adén después de la toma de la capital yenemita de Saná en septiembre de 2014 por parte de rebeldes hutíes, que combate con la ayuda militar de una coalición árabe dirigida por Arabia Saudita desde marzo de 2015.

Hadi, refugiado en Arabia Saudita, país fronterizo con Yemen, pero su primer ministro Ahmed bin Dagher y otros ministros estaban viviendo estos últimos días en el palacio presidencial de Adén.

La pelea entre los separatistas del sur y el poder, apoyada por Riad, ha dado una dimensión aún más compleja al conflicto yemení, que en tres años ha dejado más de 9.200 muertos y provocado según la ONU "la peor crisis humanitaria del mundo".

La coalición liderada por Arabia Saudita, que interviene militarmente en Yemen desde 2015, pidió el martes un alto el fuego inmediato en la cuidad de Adén.

"Los separatistas rodearon el palacio y controlan la entrada principal", indicó a la AFP un oficial del ejército.

Hasta ahora los principales componentes de la coalición --emiratíes y saudíes-- no intervinieron militarmente en Adén para poner fin a los combates.

- Sin solución a la vista -

Según una fuente militar, algunos ministros escaparon del palacio el lunes en la noche en embarcaciones. Cuando llegaron a una base de la coalición en Brega y les aseguraron que no lanzarían ningún ataque contra el palacio decidieron regresar, indicó una fuente del gobierno.

Los combates con tanques y artillería estallaron el domingo entre los separatistas del sur, partidarios de la independencia, y las fuerzas del Gobierno del presidente Abd Rabbo Mansur Hadi. El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) dio un balance de al menos 36 muertos y 185 heridos en dos días.

El movimiento secesionista del sur de Yemen, que era un Estado independiente antes de su fusión con el Norte en 1990, es muy poderoso.

Hasta mayo de 2017 era aliado del presidente Hadi -respaldado por una coalición encabezada por Arabia Saudita- que estableció su gobierno en Adén tras su expulsión de la capital Saná por los rebeldes hutíes -apoyados por Irán- en 2014.

La alianza del gobierno con los separatistas del sur comenzó a complicarse en abril, cuando Hadi destituyó al exgobernador de Adén Aidarus al Zubaidi, quien al mes siguiente formó un Consejo de Transición del Sur, autoridad paralela controlada por los secesionistas.

La semana pasada ese consejo fijó un ultimátum a Hadi, a quien le exige la destitución del primer ministro Ahmed bin Dagher y "cambios en el gobierno", acusado de corrupción.

El ultimátum expiró el domingo y ese día estallaron los enfrentamientos. Los separatistas enviaron refuerzos y, en algunos barrios, parecían en mejor posición que las unidades gubernamentales, según habitantes.

Por los combates los civiles de Adén se mantienen a resguardo.

En tanto, en la provincia de Shabwa (sur), 14 personas, entre ellos soldados, murieron el martes en un "atentado suicida" perpetrado contra un objetivo militar, indicó una fuente del Ejército en esa región.

El atentado fue contra una milicia respaldada por Emiratos Arabes Unidos en el este de la ciudad de Ataq, capital de la provincia, precisó esta fuente que pidió el anonimato y acusó a extremistas islamistas.

La guerra en Yemen dejó más de 9.200 muertos y casi 53.000 heridos desde marzo de 2015. No hay solución a la vista.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Teaser Longform The citizens' meeting

«ALZATE LE MANI PER IL MIO COMUNE!»

The citizens' meeting

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes