Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una avenida de Montevideo con escasa presencia de gente el 14 de julio de 2016, durante una huelga general convocada por PIT-CNT

(afp_tickers)

La central sindical única uruguaya PIT-CNT convocó a un nuevo paro general de 24 horas para este jueves en demanda de mayor presupuesto para el sector público.

Los dirigentes declararon que se espera una adhesión alta de los trabajadores y así paralizar la mayor parte del país para reforzar sus pedidos. Está programada una concentración y un acto frente a la Universidad estatal, cercana al centro capitalino.

Entre otros, se espera que la educación pública y privada se paralicen totalmente, en la salud ocurrirá otro tanto aunque con guardias para emergencias, y la actividad bancaria y de juzgados será nula.

El paro empezaba este miércoles porque al caer la noche el transporte urbano se reducirá drásticamente.

El principal desencadenante de la puja presupuestal es que el ministro de Economía, Danilo Astori, entregó el proyecto de Rendición de Cuentas al Legislativo diez días antes del vencimiento del plazo, sin haber llegado a acuerdos con los sindicatos, que pedían diálogo para acercar posiciones.

Fernando Pereira, presidente de la central sindical, calificó esa acción de "portazo" en la cara de los sindicatos, mientras el secretario general de la entidad, Marcelo Abdala, sostuvo que el Gobierno "avasalló" los ámbitos de negociación.

En junio los trabajadores, principalmente del sector público, ya habían realizado un paro general pero por algunas horas, en reclamo de más recursos, en especial para la educación pública para la que piden el equivalente al 6% del PIB.

Los dirigentes sindicales reclaman la creación de un plan de empleos "de calidad", así como una estrategia de desarrollo industrial y más inversión oficial.

La coalición gobernante, Frente Amplio (FA), afronta un panorama complejo, en un contexto de ajustes para afrontar el abultado déficit de las cuentas públicas, que según datos oficiales se acerca al 4% del PIB.

Si bien el Ejecutivo espera que la economía repunte este año, como contrapartida debe afrontar el descontento gremial por un desempleo del 8,5% según datos oficiales a abril (en marzo llegó al récord en una década, al 9%).

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP