Navigation

Más de 300 palestinos detenidos en Israel suspenden la huelga de hambre

Una manifestación contra el mantenimiento en prisión del palestino Bilal Kayed el 3 de agosto de 2016 en Jerusalén Este afp_tickers
Este contenido fue publicado el 06 agosto 2016 - 17:43
(AFP)

Más de 300 presos palestinos que estaban en huelga de hambre en cárceles israelíes llegaron a un acuerdo con las autoridades penitenciarias y suspendieron el régimen este sábado, indicó una ONG palestina, aunque decenas de prisioneros siguen en ayuno.

Los detenidos aceptaron volver a ingerir alimentos después de que las autoridades israelíes se comprometieron a poner fin a medidas recientemente adoptadas como la confiscación de efectos personales y la transferencia de decenas de presos a otras cárceles.

Este sábado, "los presos de Hamas lograron un acuerdo con la administración penitenciaria de ocupación y suspendieron la huelga de hambre", indicó en un comunicado el Club de Prisioneros Palestinos.

El acuerdo, incluye entre otros compromisos, "que se suspendan los registros corporales humillantes y que vuelvan los prisioneros trasladados recientemente", informó el texto.

La administración carcelaria israelí confirmó el viernes a la AFP que durante la semana trasladó a algunos detenidos, realizó registros en celdas y confiscó teléfonos, "en base a información sobre actos terroristas ordenados desde cárceles".

En tanto, el Club de Prisioneros señaló que decenas de detenidos del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP, la izquierda histórica) siguen rechazando alimentarse en solidaridad con Bilal Kayed, en huelga de hambre hace 53 días.

Bilal Kayed debía ser liberado el 15 de junio, después de haber pasado más de 14 años en la cárcel por sus actividades en el FPLP, pero Israel ordenó que siga en prisión seis meses más, sin juicio ni acusación.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo