Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Mauricio Macri habla durante una rueda de prensa con medios extranjeros el martes 10 de noviembre en Buenos Aires

(afp_tickers)

El candidato opositor Mauricio Macri ha aumentado a 8,5 puntos su ventaja sobre el oficialista Daniel Scioli a sólo 11 días para la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Argentina, y a cuatro días de un debate que los analistas no descartan que revierta tendencias.

Para la votación del próximo 22 de noviembre, Macri tiene una intención de voto del 48,7% y Scioli, del 40,2%, según un sondeo de la consultora Poliarquía publicado este miércoles por el diario La Nación. La encuesta, realizada esta semana entre 800 personas de centros urbanos con un margen de error de 3,5 puntos, arrojó un 6,4% de indecisos.

Otras encuestas divulgadas durante el fin de semana también dieron una clara ventaja a Macri sobre Scioli y las cifras de indecisos fueron aún más altas, por encima del 10%.

El peronista moderado y centrista Daniel Scioli es el candidato apoyado por la actual presidenta argentina, Cristina Kirchner, peronista de centro-izquierda. Mauricio Macri, alcalde de Buenos Aires desde hace ocho años, es un rico empresario conservador que lidera la alianza de centro-derecha Cambiemos.

En la primera vuelta, el pasado 25 de octubre, Scioli fue el más votado con el 37,08% de sufragios, frente al 34,15% de Macri. El resultado echó por tierra todos los sondeos previos, que vaticinaban una distancia de unos ocho puntos entre ambos candidatos a favor del oficialista.

Macri ha crecido casi 15 puntos más desde la primera vuelta, según Poliarquía, mientras Scioli sumaría sólo 3,2 puntos más.

"A pesar de la ventaja de Cambiemos que muestra la encuesta, no se puede considerar definida la elección", advirtió a La Nación Eduardo Fidanza, director de Poliarquía Consultores.

Fidanza recordó que "falta el debate", previsto para el domingo, y los anuncios y promesas que los candidatos suelen reservarse para los actos de cierre de campaña. "Un gran acierto o un gran error de cualquiera de los dos puede cambiar el destino de la elección", dijo el analista.

La segunda vuelta del 22 de noviembre será la primera en la historia argentina y convocará nuevamente a 32 millones de electores a las urnas.

Los candidatos presidenciales han intensificado la campaña en los últimos días, recorriendo suburbios superpoblados de la capital y el interior de un país de 40 millones de personas.

"El escenario de segunda vuelta puede ser otro país en relación con el del 25 de octubre, hay que ser muy cauteloso", había advertido a la prensa extranjera Mariel Fornoni, directora de la consultora Management and Fit.

Cristina Kirchner, a quien la ley impide presentarse a un tercer mandato, entregará el poder a su sucesor el próximo 10 de diciembre, tras haber llegado a la Casa Rosada -sede del Gobierno- como primera dama en el año 2003, junto a su esposo, el fallecido Néstor Kirchner.

En 2007 asumió la presidencia y fue reelegida en 2011. Al final de su gestión, goza de alrededor de un 50% de aprobación popular, según varias encuestas.

AFP