Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente francés Emmanuel Macron da un discurso antes e una cena organizada por el Consejo francés del culto musulmán (CFCM), el 20 de junio de 2017

(afp_tickers)

El presidente francés Emmanuel Macron llamó este martes a los responsables del Islam en Francia a combatir los "predicadores del odio" y el "repliegue identitario".

Macron asistió a una cena de ruptura del ayuno del ramadán junto a representantes de la comunidad musulmana organizada por el Consejo francés del culto musulmán (CFCM).

El mandatario agradeció a los responsables musulmanes por haber condenado los atentados yihadistas, que en Francia dejaron 239 muertos desde 2015. "El CFCM nunca ha fallado: siempre supo hallar las palabras apropiadas sin caer en la negación" de la realidad, dijo Macron.

Sin embargo, agregó el mandatario, el gobierno francés y las autoridades musulmanas "tienen combates en común por librar".

"Nuestro combate determinado contra Dáesh (grupo Estado Islámico) debe conducir a perseguir con determinación a aquellos que buscan convertir a vuestros lugares de culto en lugares de predicación del odio, o incluso de incitación a la violencia", dijo el presidente a los comensales.

"Es vuestro papel combatir palmo a palmo en el terreno teológico y religioso, desenmascarar cada vez que sea necesario la usurpación de vuestros valores, la captación de la historia de vuestra religión, la negación de quince siglos de trabajo de interpretación realizados por nuestros científicos", agregó.

"Ese combate del pensamiento y de la fe, hay que continuarlo en el terreno, especialmente ante las generaciones más jóvenes", agregó.

Emmanuel Macron llamó además a un "segundo combate", dirigido contra "una práctica del Islam que organiza la segregación en el seno de la República: hay que estar atentos contra todo aquello que conduce a formas de repliegue identitario".

Y un "tercer combate", puntualizó el mandatario, es la formación de los imanes, que es necesario "formar en territorio francés y de manera adaptada a los valores de la República".

AFP