Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La reina británica Isabel II estrecha la mano al entonces vice primer ministro de Irlanda del Norte, Martin McGuinness, en la ciudad norirlandesa de Belfast, Reino Unido, el 23 de junio de 2014

(afp_tickers)

El político norirlandés Martin McGuinness, fallecido este martes a los 66 años, pasó de la comandancia del IRA a desempeñar un papel destacado en el proceso de paz, congeniando con 'enemigos' como la reina Isabel II y el unionista Ian Paisley.

"Todavía sigo viva", respondió sonriendo la reina a su interlocutor, McGuinness, un antiguo comandante la organización armada republicana y pro-irlandesa, que combatió a las tropas británicas y asesinó al primo de Isabel II, Lord Mounbatten, haciendo estallar su barca de pesca.

La escena, captada por las cámaras, transcurrió en Belfast en junio de 2016, durante una visita de la reina.

McGuinness también llegó a disfrutar de una buena relación con quien, desde el otro lado de la barricada, aceptó la paz para la provincia británica, el fiero reverendo unionista Ian Paisley. Formaban un dúo tan llamativo que fueron bautizados como los 'hermanos Chuckle', en referencia a la pareja de cómicos ingleses.

Las buenas relaciones con Paisley y la reina simbolizan el recorrido de James Martin Pacelli McGuinness desde su nacimiento, el 23 de mayo de 1950 en Derry -uno de los puntos más calientes de los años de plomo de la provincia británica-, hasta asentarse como vice primer ministro regional, puesto que ocupó entre 2007 y 2017 con los tres primeros ministros unionistas: Paisley, Peter Robinson y Arlene Foster.

- De subcomandante en Derry, a la mesa de negociaciones -

"La libertad solo puede ganarse a punta de un fusil del IRA", dijo en una ocasión, antes de moderar el tono como líder del Sinn Féin, el brazo político del Ejército Republicano Irlandés.

Pese a ello, nunca renegó de su pasado. "Me enorgullecí de ser miembro del IRA. Llevo 40 años orgulloso de haber sido miembro del IRA. No seré hipócrita sentándome aquí y diciendo algo diferente".

McGuinness abandonó pronto la escuela, a los 15 años, para trabajar como aprendiz en una carnicería. A principio de los años 70, ingresó en el IRA y ascendió hasta subcomandante de la organización en Derry. En 1972, formó parte de una delegación secreta que negoció en Londres un breve alto el fuego.

En aquella década, McGuinness pasó tiempo en prisión por su pertenencia a la banda, pero luego empezó a moverse exclusivamente en el plano político, junto a colegas como Gerry Adams, y en 1982 fue elegido diputado regional, aunque no asumió el escaño en protesta por la situación en Irlanda del Norte.

En 1997, el IRA decretó un alto el fuego y McGuinness fue designado negociador-jefe del Sinn Féin en las conversaciones de paz que concluyeron en el Acuerdo del Viernes Santo de 1998, poniendo fin a tres décadas de un enfrentamiento abierto, que dejó más de 3.500 muertos, entre los partidarios de integrarse a Irlanda y los leales al Reino Unido.

McGuinness murió tan solo unos meses después de haber dimitido del Gobierno de unidad encabezado por Arlene Foster, del Partido Unionista Democrático (DUP), en protesta por las sospechas de corrupción que rodeaban a la jefa del Gobierno, hija de un granjero al que el IRA trató de matar.

La renuncia de McGuinness obligó a convocar las elecciones del 2 de marzo, a las que no se presentó alegando razones de salud.

AFP