Navigation

May pide a los independentistas escoceses que se dejen de juegos

La primera ministra británica, Theresa May, sale del nº10 de Downing Street hacia el Parlamento, en Londres, el 1 de marzo de 2017 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 03 marzo 2017 - 10:57
(AFP)

La primera ministra británica, Theresa May, acusó este viernes en Glasgow a los independentistas escoceses de tomarse la política como "un juego", y aseguró que la unidad del país "es una prioridad personal".

En un discurso en el congreso de los conservadores escoceses, May dijo que el Partido Nacional Escocés (SNP), que gobierna la región del norte, "solo está concentrado en una cosa: la independencia".

"El SNP hace política como si fuera un juego. Pero la política no es un juego, y la gestión de las competencias transferidas a Escocia es muy importante para ser dejado de lado", dijo May. "Fortalecer y mantener los lazos que nos unen es una prioridad personal para mí", aseguró.

El SNP tildó el discurso de "surrealista", a través de su vicesecretario, el diputado nacional Angus Robertson. "Fue un discurso irónico, hipócrita y surrealista de Theresa May (...), decidida a llevarnos al acantilado de un Brexit duro económicamente catastrófico".

La jefa del Gobierno escocés y líder del SNP, Nicola Sturgeon, ha amenazado con convocar otro referéndum de independencia -el primero tuvo lugar en setiembre de 2014- para que Escocia no se vea arrastrada fuera de la Unión Europea.

Los escoceses votaron abrumadoramente a favor de seguir en la UE en el referéndum del 23 de junio de 2016, pero su voto se vio diluido en el nacional, y Sturgeon acusa a May de "intransigente" y de ignorar a Escocia en la preparación de las negociaciones de salida de la UE.

May no dijo directamente que no tolerará un segundo plebiscito sobre la independencia, pero dijo que está decidida a "fortalecer" la unión del país.

"La palabra 'unionismo' es muy importante para mí", aseguró. "Estoy decidida a garantizar que cuando salgamos de la UE lo hagamos como un solo Reino Unido".

"La Unión que estoy decidida a fortalecer y mantener es una que funcione para toda la gente de Inglaterra, Escocia, Gales e Irlanda del Norte", insistió.

May acusó a los nacionalistas de "retorcer la verdad" para promover su proyecto independentista, y rechazó que la UE sea más importante para Escocia que el resto del Reino Unido.

"Lo que el SNP no dice es que el mercado doméstico británico vale cuatro veces más para las empresas escocesas".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.