Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La primera ministra británica, Theresa May, y el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en Bruselas durante la cumbre europea del 22 de junio de 2017

(afp_tickers)

Los ciudadanos de la Unión Europea residentes en Reino Unido podrán permanecer tras el Brexit, según los planes desvelados este jueves por la primera ministra Theresa May a unos socios europeos con la confianza recobrada en su futuro a 27.

La primera ministra británica expresó "un compromiso claro de que a ningún ciudadano de la UE actualmente en Reino Unido de manera legal se le pedirá abandonar el país en el momento en que Reino Unido abandone la UE", dijo una fuente del gobierno británico.

May llegó en una situación de debilidad a la cumbre de dos días en Bruselas, tras perder la mayoría absoluta en unos comicios anticipados, y frente a ella tenía a unos pares europeos, cuya prioridad es "moldear el futuro a 27", en palabras de la canciller alemana Angela Merkel.

"El Consejo Europeo no es un foro para las negociaciones del Brexit", que comenzaron el lunes con la asunción por parte de Reino Unido de los tiempos y las prioridades de los 27, había advertido poco antes de su intervención el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

- El plan de May -

Casi un año después de la victoria del Brexit en referéndum, May prometió que "todos los ciudadanos de la UE [residiendo] legalmente, cuando se marche Reino Unido, tendrán la posibilidad de regular su estatuto para continuar en el país".

Sin embargo, su esperada oferta, que calificó de "justa y seria", podría no satisfacer a los 27, ante el rechazo de May a que el Tribunal de Justicia de la UE se encargue de resolver los diferendos sobre cuestiones vinculadas a los derechos tras el Brexit, como quiere Bruselas.

Garantizar los derechos de los ciudadanos europeos en Reino Unido tras el Brexit es una de las prioridades de la UE que Londres aceptó negociar en primer lugar, antes de empezar a discutir sobre un acuerdo de libre comercio entre ambos, deseado por el gobierno británico.

Tras más de 40 años de unión a ambos lados del canal de la Mancha, más de tres millones de ciudadanos de la UE viven en Reino Unido y alrededor de un millón de británicos residen en el resto de países del bloque, la mayoría en España.

La influyente canciller alemana, para quien la UE debe concentrarse "ante todo en el futuro de los 27" en lugar del Brexit, calificó de "buen comienzo" la propuesta británica, si bien advirtió que todavía quedan "otras cuestiones" como la factura a liquidar por Londres con su marcha.

- Una 'Europa que protege' -

La marcha de Reino Unido, que de cumplirse los plazos tendrá lugar en marzo de 2019, implicará también la salida de las agencias comunitarias actualmente en Londres y cuyo traslado a otro país del bloque pondrá a prueba la unidad de los 27.

Gran parte de los países ya han mostrado su interés en acoger la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) o la Autoridad Bancaria Europea (EBA), junto a los trabajadores, sus familias y los beneficios económicos derivados.

Los mandatarios, reunidos sin May, acordaron durante la noche la elección del nuevo hogar de estas agencias en noviembre mediante una votación a nivel de ministros, tras un proceso que combina criterios técnicos y discusiones políticas para trata de garantizar la unidad.

El presidente francés, Emmanuel Macron, advirtió en su primera cumbre contra debates maratónicos sobre las agencias, subrayando su determinación a "hacer avanzar el proyecto de una Europa que protege".

En un contexto de atentados en Europa, el último de ellos el martes en Bruselas, los 28 urgieron a las plataformas digitales, como redes sociales, a hacer más en la lucha contra el terrorismo, con el desarrollo por ejemplo de herramientas que permitan eliminar automáticamente contenidos que inciten a ello.

En el ámbito diplomático, los mandatarios aceptaron prolongar las sanciones impuestas a Rusia por su papel en el conflicto de Ucrania, después de constatar la falta de progresos en la aplicación de los acuerdos de paz expuesta por Macron y Merkel.

Y, en el frente transatlántico, la UE reafirmó su compromiso con el Acuerdo de París sobre clima, del que el presidente estadounidense Donald Trump anunció su retirada.

Los acuerdos de libre comercio, en especial los negociados actualmente con Japón, Mercosur y México, o las prácticas de competencia desleal en el comercio internacional centrarán la jornada del viernes, junto a la crisis migratoria en el Mediterráneo central.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP