Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Bolsa de Sao Paulo el 22 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

Tras meses sin alteraciones, el Banco Central brasileño debe retomar un nuevo ciclo de alzas de la tasa de interés de referencia, actualmente en 14,25% anual, después que 2015 cerró con la inflación más alta desde 2002 en medio de una recesión económica.

Sin embargo, no hay consenso en torno al alcance de esa alza. Por un lado, analistas y operadores de mercado consultados en el más reciente boletín Focus del Banco Central apuntaron un alza de 0,5 puntos para llevar la tasa Selic a 14,75% anual el miércoles, cuando termine la primera reunión del Comité de Política Monetaria (Copom) de 2016.

Pero este martes - primer día de reuniones - las previsiones del mercado se reajustaron a 0,25 puntos después que la autoridad monetaria emitió un comunicado citando a su presidente, Alexandre Tombini, en reacción a las nuevas proyecciones del Fondo Monetario Internacional (FMI) para Brasil conocidas esta mañana.

"El presidente Tombini resalta que todas las informaciones económicas relevantes y disponibles hasta la reunión del Copom son consideradas en las decisiones del colegiado", señaló la nota del BC.

El FMI revisó este martes a la baja su previsión para el crecimiento de la economía global para 2016. Según el organismo, Brasil arrastrará a la baja a prácticamente toda la región, con una caída de 3,5% cuando en octubre pronosticaba sólo una contracción de 1%.

Ante ese panorama de debilidad económica, el Banco Central queda más limitado a combatir la inflación con alzas de la tasa de interés, que encarecen el crédito y dificultan la recuperación económica, estimaron analistas.

"En nuestra opinión el Banco Central no tendría que subir las tasas de interés de ninguna manera, porque al final el ajuste recesivo en curso está yendo bien en disminuir los salarios en términos reales", comentó el economista jefe de Gradual Investimentos, André Perfeito, en una nota este martes.

La tasa de interés Selic está en 14,25% desde julio pasado, cuando el Central aplicó la séptima alza consecutiva para combatir el aumento de los precios.

Brasil cerró el año pasado con una inflación de 10,67% - muy por encima del techo de la meta de 6,5% - en medio de un complejo panorama que también incluye recesión económica, desajuste en las cuentas fiscales y, en el plano político, una amenaza de destitución contra el gobierno de la presidenta izquierdista Dilma Rousseff.

Para 2016, el Banco Central previó además una tasa anual de 9,2% durante el primer trimestre y una caída progresiva el resto del año, para cerrar en 6,2% en diciembre.

Primera economía de América Latina y séptima del mundo, Brasil lucha desde hace cinco años contra una desaceleración económica que se convirtió en crisis en 2015.

El gigante sudamericano entró en recesión en el segundo trimestre, lo que redujo su capacidad de ahorro y lo llevó a rebajar cinco veces en el año su meta presupuestaria, que pasó de un superávit de 1,2% del PIB a un déficit que podría llegar a 2%, es decir, de unos 31.000 millones de dólares.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP