Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una protesta el 25 de marzo de 2017 en la localidad cisjordana de Tubas por el crimen de Mazen Faqha, abatido por unos hombres sin identificar

(afp_tickers)

Miles de militantes de Hamas, centenares de los cuales portaban armas, llamaron este sábado a la "venganza" durante el funeral en la Franja de Gaza de un alto responsable del movimiento islamista abatido la víspera por unos hombres sin identificar.

El viernes de tarde, Mazen Faqha, de 38 años, fue abatido de cuatro balazos en la cabeza cerca de su domicilio.

Inmediatamente, las autoridades de la Franja de Gaza, dirigida desde hace diez años por Hamas, anunciaron la apertura de una investigación, desplegando numerosos efectivos en todo el enclave palestino y multiplicando sus acusaciones contra Israel.

"Este asesinato lleva la marca del Mosad", los servicios secretos israelíes, afirmó este sábado el fiscal general designado por Hamas, Ismail Jaber.

Presentado por el brazo armado de Hamas como uno de sus comandantes, Mazen Faqha era, según los medios israelíes, responsable en el norte de Cisjordania, territorio palestino ocupado por Israel desde hace medio siglo, de las células de las brigadas Ezzedin al Qasam, rama armada del movimiento islamista.

Detenido por Israel, condenado a cadena perpetua por unos atentados en los que murieron centenares de israelíes durante la segunda Intifada (2000-2005), Faqha fue liberado en 2011, durante el intercambio de un millar de prisioneros palestinos por el soldado franco-israelí Gilad Shalit, tras lo que se exilio en la Franja de Gaza.

Este sábado, un cortejo fúnebre en forma de desfile militar fue organizado en su honor, desde la morgue del hospital Chifa hasta la gran mezquita Al Omari de Gaza, constataron unos fotógrafos de la AFP.

AFP