Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Foto del Big Ben, en Londres, tomada el 8 de julio de 2017

(afp_tickers)

Miles de personas se manifestaron este sábado en Londres contra las medidas de austeridad del Gobierno conservador y pidieron la dimisión de la primera ministra, Theresa May, tras sus desastrosos resultados en las elecciones del mes pasado.

Los manifestantes convergieron hacia la sede de la BBC, en el centro de Londres, pidiendo el fin de las medidas de austeridad impuestas por el Gobierno y sujetando carteles en los que se podían leer eslóganes como "No más austeridad" y "Los recortes cuestan vidas".

Tras guardar un minuto de silencio en honor a las víctimas del incendio en la torre Grenfell, en el que murieron al menos 80 personas, y aplaudir a los servicios de emergencia, los manifestantes empezaron a caminar hacia el Parlamento.

A última hora de la tarde, el líder del Partido Laborista, Jeremy Corbyn, se dirigió a la multitud delante del Parlamento. En su discurso, aseguró que la política del Gobierno era "brutal para los más pobres".

La protesta apoyada por los sindicatos fue convocada por la Asamblea del Pueblo, un movimiento antiausteridad británico, un día después del incendio de la torre Grenfell el 14 de junio, que describió como "el ejemplo más trágico de las posibles consecuencias de la austeridad".

Esta manifestación se celebra al término de otra semana complicada para May. La primera ministra, cuyo Partido Conservador perdió la mayoría absoluta en el Parlamento el mes pasado, superó por poco una moción de confianza el jueves, gracias al apoyo del partido ultraconservador norirlandés DUP.

Su acuerdo suscitó muchas críticas de los laboristas e incluso de algunos diputados de su partido, entre otras cosas porque el DUP obtuvo para Irlanda del Norte unas ayudas estatales adicionales de 1.000 millones de libras esterlinas (1.100 millones de euros).

La financiación de los servicios públicos -desde el Servicio Nacional de Salud hasta los bomberos- se ha convertido en una cuestión sensible después de que éstos afrontaran varias tragedias en apenas tres meses, incluidos tres atentados.

El Gobierno de May dio el miércoles las primeras señales de cambio en su política de austeridad, al indicar que podría aumentar los salarios del sector público.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP