La llegada de misteriosos paquetes de droga a las costas del litoral atlántico francés, intriga a las autoridades, que desde mediados de octubre ya han recuperado un total de 763 kg, en especial de cocaína.

¿Un accidente de transporte o descarga voluntaria de la mercancía? La tarea se presenta ardua para los investigadores que buscan dilucidar de dónde vienen estos paquetes.

"Varias hipótesis son posibles, pero privilegiamos por el momento la de una descarga tras una avería o una tormenta", señaló el fiscal de Rennes (noroeste) Philippe Astruc.

La llegada de estos paquetes se observa "desde mediados de octubre con una intensificación desde el 4 de noviembre", precisó.

"El conjunto del litoral atlántico" está afectado por el fenómeno, anunció el domingo la fiscalía.

Los investigadores realizaron unos análisis preliminares de los que "se concluye que estos paquetes varados son en realidad fardos con productos estupefacientes, y en especial cocaína que presenta un grado de pureza importante", y "por ello particularmente peligrosa", señala la fiscalía.

Se trata de "fardos de cocaína 'base', con una pureza del 83%" y "se encallan en la costa atlántica desde Landas [suroeste] hasta la desembocadura del [río] Loira" (noroeste), precisa Astruc.

"Actualmente hemos recuperado 763 kg de estupefacientes", añadió.

Según el fiscal, el fenómeno es tal que "se reforzó la vigilancia en los diferentes servicios, especialmente en las aduanas a lo largo del litoral francés".

- 'A merced de las mareas' -

Una fuente cercana al caso describió a la AFP fardos que llegaron "de manera dispersa" desde hace un mes a lo largo de toda la costa atlántica, desde el Loira Atlántico, hasta el País Vasco francés, pasando por Vandea o Gironda.

Llegan "a merced de las mareas", señaló esta fuente.

En Gironda, un departamento del suroeste, se descubrieron estos paquetes de cocaína el jueves en las playas de La Teste y Arcachón. La fiscalía de Burdeos habló de "cantidades importantes" sin dar más detalles.

La gendarmería lanzó "un mensaje de vigilancia a los particulares que descubran tales fardos en el litoral" y les urgió a llamar inmediatamente al número de urgencias sin tocar estos productos.

"El contenido y el continente pueden resultar peligrosos para la salud", indicaron los gendarmes. Estos paquetes pueden presentar un riesgo "al tacto" o provocar "emanaciones".

Cinco localidades de Gironda establecieron una orden para prohibir el acceso a las playas, confirmó la fiscalía.

Además, transportar este tipo de producto es un delito que puede acarrear 10 años de prisión, precisó la fiscalía de Rennes.

La Jurisdicción Interregional Especializada de Rennes se hizo cargo del caso, con una "cooperación policial a escala europea" así como con "las autoridades estadounidenses [para el Control de Drogas, DEA]", indicó la fiscalía.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes