Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Tiendas de Pekín, el 23 de mayo de 2017

(afp_tickers)

La agencia de calificación crediticia Moody's recortó la nota de China a A1 desde Aa3 y cambió la perspectiva de negativa a estable citando temores sobre la deuda, anunció este miércoles la entidad en un comunicado.

"El recorte refleja las proyecciones de Moody's de que la solidez financiera de China quede erosionada de alguna forma en los próximos años, a medida que la deuda continúa creciendo mientras que el crecimiento potencial se desacelera", estimó la agencia.

"Aunque las reformas en marcha probablemente logren transformar la economía y el sistema financiero a tiempo, no es probable que logren evitar un aumento material de la enorme deuda de la economía", estimó la calificadora.

El ministerio chino de Finanzas rechazó poco después la calificación de Moody's, acusando a la agencia de haber utilizado un método "inapropiado" para medir los riesgos, sobreestimando "las dificultades que enfrenta la economía china".

Esta decisión se produce en un momento en que China ha lanzado grandes esfuerzos para controlar los riesgos potenciales de préstamos de riesgo, sin regulación, que podían tornarse tóxicos y suponer un peligro para la estabilidad financiera.

Varios expertos han expresado su escepticismo sobre la verdadera disposición de Pekín de abandonar el esquema de un flujo amplio de créditos, que ejerce un gran estímulo para el crecimiento.

En el conjunto de 2016, el Producto Interior Bruto chino (PIB) creció un 6,7%, su ritmo más lento en los últimos 25 años.

En este contexto, el propio Gobierno chino redujo sus previsiones de crecimiento del PIB en 2017 a una cifra "en torno al 6,5%".

"El recorte va a afectar con seguridad a China de una forma negativa", dijo a la AFP Liao Qun, economista jefe de Citic Bank International, con sede en Hong Kong.

"El impacto directo es que va a hacer que la financiación de la deuda sea más difícil y el costo de financiamiento también va a subir", explicó. "Esto es como una ducha de agua fría cuando todo el mundo está optimista con respecto a China", agregó.

- Perspectiva estable -

En su análisis, la calificadora de riesgo proyecta que el crecimiento potencial de China baje a un nivel del 5% en los próximos cinco años, debido a la desaceleración de la formación de capital, una aceleración de la caída de la población en edad de trabajar y la continua baja en la productividad.

Sin embargo, la agencia sentenció que la perspectiva de la nota es estable.

"La perspectiva estable refleja nuestro cálculo de que en el nivel A1 los riesgos están equilibrados", dijo la agencia.

Recientemente han emergido los temores de que China esté cerca de la situación que llevó a Estados Unidos al estallido de la burbuja de las hipotecas de riesgo que sacudió en 2008 al sistema financiero estadounidense y, después, al mundial.

Japón también vivió una crisis similar en la década de 1990 y el estallido de la burbuja dio lugar a "una década perdida".

La autoridad reguladora de la banca en China anunció recientemente una serie de medidas para frenar los préstamos peligrosos, ajustar los balances de las entidades y fortalecer la transparencia institucional y la persistente debilidad de los controles internos.

En octubre, Moody's estimó que en China, sector bancario "en las sombras", es decir los préstamos que no figuran en las hojas de balance, por lo que evaden la supervisión fiscal, sumaban cerca de 8,5 billones de dólares, equivalentes a un 80% del PIB.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP