Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, habla con la prensa tras reunirse con el primer ministro griego el 15 de febrero de 2017 en Atenas

(afp_tickers)

El comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, instó este miércoles a Grecia y sus acreedores, la zona euro y el Fondo Monetario Internacional (FMI), a "esforzarse" para llegar a un acuerdo antes del 20 de febrero, fecha de una reunión "crucial" del Eurogrupo, según él.

"Estamos cerca de un acuerdo (...), no podemos decir que las conversaciones sean fáciles pero estoy convencido de que si todas las partes se esfuerzan, sí, podemos progresar y avanzar hacia un acuerdo", afirmó el comisario tras haberse reunido en Atenas con el primer ministro griego, Alexis Tsipras.

Es necesario que el lunes "tengamos todos los parámetros que nos permitan" encontrar una solución, agregó.

La visita del comisario europeo a la capital griega, con ocasión de la entrega del título de doctor honoris causa de la Universidad de Atenas, coincidió con el bloqueo de las negociaciones entre Atenas y sus acreedores, lo que ha causado preocupación en los mercados sobre el destino de Grecia.

Hace meses que las negociaciones de Atenas con sus acreedores, la eurozona y el Fondo Monetario Internacional (FMI), acerca de las reformas reclamadas al país, no avanzan.

"Ya basta" de políticas de austeridad, dijo Alexis Tsipras al comisario europeo, recordando el ligero crecimiento registrado por la economía griega en 2016.

"La Comisión es un socio importante en la alianza del sentido común que Europa necesita", agregó.

Animada por la vuelta a un crecimiento del 0,3% en 2016, anunciado el martes, y las previsiones de crecimiento favorables de la Comisión Europea para 2017 (2,7%) y 2018 (3,1%), Atenas rechazó el martes "las reclamaciones aberrantes" para que el país siga llevando a cabo medidas de austeridad después de que termine el actual plan, en 2018, defendidas por el FMI y Berlín.

- 'Un paso adelante' -

Moscovici, que también se reunió con el ministro griego de Finanzas, Euclide Tsakalotos, confirmó "los resultados muy satisfactorios de la economía griega, que han superado las previsiones" puesto que, en el otoño (boreal), la Comisión vaticinó un retroceso del 0,3% del PIB en 2016, y subrayó "la necesidad del pueblo griego de ver la luz al final del túnel".

"Queremos una Grecia fuerte en el corazón de Europa" y "cuando se quiere, se puede", aseguró el comisario.

Atenas necesita un acuerdo con los acreedores para asegurarse el pago de los préstamos acordados al país en julio de 2015, y esto, antes de las elecciones programadas en Holanda, Francia o Alemania este año, que podrían alterar el mapa político de Europa y dejar al país sin sus aliados actuales, entre los que se encuentra el presidente francés, François Hollande.

"Todavía contamos con unos cuantos días clave [antes del Eurogrupo], hay que concentrarse para que las conversaciones concluyan, intentemos ahora dar un paso adelante, tan importante para Grecia" y restablecer así la credibilidad de los mercados, insistió el comisario europeo.

Sin embargo, el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, descartó que el próximo lunes se cierre algún acuerdo. "Es impensable (...) hace falta más tiempo", declaró en una entrevista, el martes, a la cadena holandesa RTLZ. "Los representantes de los acreedores deben volver a Atenas para continuar con las negociaciones", añadió.

Moscovici pidió al FMI que se una a la eurozona para ayudar a Grecia a recuperarse, como ya hizo la víspera Dijsselbloem.

La institución de Washington sigue siendo reacia a participar en el tercer plan de ayuda del país, firmado en julio de 2015, pues considera que los objetivos presupuestarios marcados por los europeos son demasiado optimistas.

Según el FMI, Atenas no alcanzará los objetivos presupuestarios fijados por los europeos, que reclaman un superávit del 3,5% del PIB después de 2018, sin una reducción de la deuda, una cuestión que divide a la zona euro y a la que Alemania se opone.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP