Navigation

Muere el serbocroata Goran Hadzic, acusado de crímenes de guerra

Foto tomada de pantalla del portal web de la Corte Penal Internacional de La Haya (TPIY) muestra al exlíder serbocroata Goran Hadzic sentado en la sala de audiencias en el tribunal por crímenes cometidos en la guerra de la exYugoslavia, en Holanda, el 16 de octubre de 2012. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 12 julio 2016 - 21:15
(AFP)

El exlíder político de los serbios de Croacia Goran Hadzic, acusado de crímenes de guerra en el conflicto de la exYugoslavia (1991-1995), murió este martes, informó la agencia oficial serbia Tanjug.

"Después de una grave enfermedad Goran Hadzic murió hoy (martes)", declaró la agencia, añadiendo que murió en el hospital de Novi Sad, en el norte de Serbia.

De 57 años, el nombre de Hadzic estaba asociado a la masacre de Vukovar, uno de los episodios más sangrientos de este conflicto intercomunitario: 264 personas fueron asesinadas después de haberse refugiado en un hospital, en el inicio del conflicto, en noviembre de 1991.

Pero en abril de 2015 fue puesto en libertad por padecer un cáncer de cerebro en fase terminal.

El fiscal del Tribunal Penal Internacional para la exYugoslavia (TPIY) pidió el pasado mayo suspender el juicio.

Sobre él pesaban 14 acusaciones de crímenes contra la humanidad y crímenes de guerra cometidos durante la guerra de Croacia.

Además de Vukovar, también fue acusado de ser el responsable, en octubre de 1991, de la masacre de civiles croatas que habían sido obligados a caminar en un campo de minas cercano a la ciudad de Lovas, en el este de Croacia.

También había supuestamente participado en la deportación de decenas de miles de croatas y otros no serbios, con el objetivo de crear un Estado serbio en Croacia.

Este "expresidente" de la autoproclamada república serbia de Krajina, no reconocida por la comunidad internacional, vivía desde su liberación en Novi Sad.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo