Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un francotirador del grupo rebelde Jaish al Islam dispara su rifle en la localidad de Harasta, en la periferia de Damasco, el 21 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Trece militares sirios murieron durante las últimas 24 horas en intensos combates con los rebeldes en los barrios de la periferia oriental de Damasco, afirmó este miércoles el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Desde hace dos semanas se registran combates en este sector, donde el régimen busca aislar el barrio rebelde de Qabun de los de Teshrin y Barze para impedir que los combatientes rebeldes se muevan de un área a otra.

"Trece miembros de las fuerzas del régimen, entre ellos un general que dirigía las operaciones, murieron en las últimas 24 horas en combates que se llevaron a cabo en los huertos de Barze", afirmó el OSDH.

El ejército intensificó sus bombardeos en el sector este miércoles, así como en Qabun y Teshrin.

Damasco presiona a los combatientes de esos dos barrios rebeldes para que firmen un "acuerdo de reconciliación" equivalente al de Barze en 2014, explicó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

Los rebeldes y el régimen pactaron en 2014 un alto el fuego local en Qabun, pero la violencia se reanudó recientemente y al menos 16 personas murieron el 17 de febrero en un bombardeo del ejército, según el centro de vigilancia.

Tres días después, siete personas, entre ellas una mujer y un niño, murieron a consecuencia de unos ataques aéreos en Barzo en los que resultaron heridas otras 12.

AFP