Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Médicos israelíes evacúan a un conductor palestino que intentó embestir con su coche a varios miembros de las fuerzas de seguridad israelíes en el punto de control de Qalandia, entre Jerusalén y Ramala, el 18 de diciembre de 2015

(afp_tickers)

Tres palestinos murieron este viernes por disparos del Ejército israelí en la Cisjordania ocupada y en Gaza, y otro resultó herido y capturado, informaron las fuerzas armadas.

Este viernes, día tradicional de protestas en los Territorios Palestinos, un palestino intentó arrollar a varios policías y soldados israelíes con su vehículo en el importante puesto de control de Qalandia, que une Ramala, la sede de la Autoridad Palestina en Cisjordania, a Jerusalén.

Las fuerzas de seguridad le dispararon en la pierna y lo detuvieron.

Más tarde, cerca del pueblo de Silwad, en el noroeste de la ciudad cisjordana de Ramala, otro hombre fue abatido a balazos tras intentar embestir con su vehículo a varios policías y soldados israelíes, que se enfrentaban a palestinos.

Los israelíes vieron llegar el vehículo y se escondieron detrás de una barrera de hormigón, evitando ser arrollados, explicó la policía en un comunicado.

A última hora de la tarde, soldados israelíes mataron a un palestino y dejaron 41 heridos en choques cerca de la barrera que separa Gaza de Israel, indicó el portavoz del ministerio palestino de Salud, Achraf al Qudra, a la AFP.

"Un centenar de alborotadores intentaron penetrar en la zona de seguridad y dañaron la barrera", aseguró una portavoz israelí a la AFP, que precisó que el ejército disparó hacia quienes encabezaban el grupo para "impedir una escalada y una amenaza de infiltración".

El palestino abatido en Gaza se llamaba Mahmud al Agha y tenía 20 años, dijo Qudra, que precisó que otros 31 palestinos resultaron heridos con balas reales y 10 con balas de goma.

Las brigadas Ezedin al Qasam, la rama armada de Hamas, el movimiento islamista que gobierna la franja de Gaza, indicó en un comunicado que Al Agha era uno de sus miembros.

Por último, en Sinjil, una localidad situada en el noreste de Ramala, Nachat Asfur, de 33 años, murió al recibir un disparo en el torso durante enfrentamientos similares.

- Investigan a un policía israelí -

Entretanto, cientos de palestinos asistían al funeral de Hadil Awad, de 14 años, en el campo de refugiados de Qalandia. La adolescente y su prima de 16 años fueron abatidas por las fuerzas israelíes en Jerusalén el pasado mes de noviembre, tras intentar atacar a ciudadanos israelíes con tijeras.

Las autoridades israelíes esperaron hasta este viernes para devolver el cuerpo de Awad a su familia.

La justicia israelí abrió una investigación contra un policía acusado de haber tenido el gatillo fácil frente a Hadil Awad y su prima. Es la primera vez que Israel investiga a un agente desde el inicio de la actual ola de violencia en los territorios palestinos, el 1 de octubre.

"Hemos oído que querían investigar", afirmó a la AFP Mohamed Awad, un tío de Hadil. Pero "[los israelíes] dirán que fue un error y, de todas formas, nuestra hija ya no volverá".

Desde el 1 de octubre, se multiplicaron los ataques con arma blanca o con vehículos contra israelíes y los enfrentamientos entre palestinos y soldados israelíes. La violencia dejó 122 muertos palestinos, entre ellos un árabe israelí y 17 israelíes, así como un estadounidense y un eritreo, según un recuento de la AFP.

Cientos de personas también resultaron heridas por bala. La mayoría de los palestinos fallecidos fueron abatidos mientras cometían o intentaban cometer un ataque con israelíes.

Los palestinos se sienten cada vez más frustrados por la ocupación israelí y la falta de avances en los esfuerzos de paz.

AFP