Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Turistas alemanes se resguardan del sol bajo unas sombrillas en la playa del Arenal, el 6 de julio del año 2007 en Palma de Mallorca

(afp_tickers)

El miedo a los atentados no mermó las ganas de viajar en 2015, que registró un nuevo récord de turistas internacionales y certificó el séptimo año de crecimiento consecutivo para este sector que genera un 10% del PIB mundial.

El año anterior se cerró con 1.184 millones de turistas internacionales, un aumento de 50 millones respecto a 2014 (+4,4%) según la Organización Mundial del Turismo, la agencia de las Naciones Unidas encargada de este sector con sede en Madrid.

Francia, que vivió varios atentados a lo largo del año, en particular en París, sigue siendo el país más visitado, por delante de Estados Unidos, España y China, según los datos provisionales de la OMT, que contabiliza los desplazamientos internacionales con al menos una noche de estancia.

"Los resultados de 2015 se vieron influidos por los tipos de cambio, los precios del petróleo (a la baja) y las crisis en muchos lugares del planeta", explica la OMT en un comunicado.

La depreciación del euro frente al dólar redujo los costes de los turistas estadounidenses desplazados a Europa mientras que la bajada del precio de los carburantes abarató los costes de transporte. Pero, sin lugar a dudas, 2015 fue un año marcado por la amenaza terrorista, constató la OMT.

"Actualmente hacemos frente a una amenaza mundial en lo relativo a la seguridad", reconoció el secretario general de la OMT, Taleb Rifai, en una conferencia de prensa.

"No podemos decir más que es el problema de Egipto, de Francia, de Túnez, de Turquía, de Tailandia o de Indonesia", advirtió citando algunos países impactados por los atentados, algunos de ellos reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Por lo tanto, la respuesta debe llegar de manera coordinada de todos los Estados, insistió.

"Nunca tenemos que limitar o cambiar nuestra actitud de hacer este mundo más abierto con el pretexto de la seguridad", señaló, esperando que los controles fronterizos sean proporcionados.

"Tenemos que continuar viajando", enfatizó.

-- 1.400 millones de turistas en 2020 --

De hecho, la previsión para 2016 es que el turismo internacional siga su progresión y registre su séptimo año consecutivo de crecimiento tras el freno registrado en 2009, en plena crisis económica y financiera mundial.

La OMT prevé un aumento del 4% del número de turistas y, hasta 2020, el número de viajeros debería acercarse a los 1.400 millones. "El turismo internacional continúa creciendo con fuerza" y "no habrá un impacto a medio o largo plazo" por los ataques terroristas, aseguró Rifai.

Aun así, algunos destinos sufrieron mucho. Es el caso de Túnez, atacado en marzo y junio por atentados contra el museo del Bardo y un complejo balneario de lujo cerca de Susa. Allí, el número de turistas extranjeros pasó de 7,2 millones en 2014 a 5,4 millones.

En toda la región de África del Norte, las visitas cayeron un 8% en 2015, y en África subsahariana, un 1% a causa de la epidemia del ébola.

En cambio, Europa experimentó un crecimiento del 5% en el número de turistas alcanzando los 609 millones y consolidándose como la región más visitada del mundo. Por detrás quedaron Asia y Pacífico (+5% a 277 millones), el continente americano (+5% a 191 millones) y Oriente Medio (+3% a 54 millones).

Los países caribeños y de América Central se beneficiaron de la apreciación del dólar y la consecuente llegada de más estadounidenses con crecimientos anuales del 7%, mientras que el aumento en América del Sur fue del 4,3% alcanzando los 30,3 millones de turistas.

El último año también confirmó un mercado cada vez más importante de viajeros, los chinos, que se colocaron entre las nacionalidades de mayor gasto junto a estadounidenses, británicos y alemanes.

En cambio, el gasto de los rusos y los brasileños, los turistas estrella de los últimos años, se redujo indica la OMT como consecuencia "de las restricciones económicas de los dos países y la depreciación del rublo y el real" frente a las otras monedas.

En general, sin embargo, la media de gasto de los turistas mostró una tendencia a la alza según los datos parciales de la OMT.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP