Navigation

Nueva crisis en Moldavia, gobierno proeuropeo censurado

La primera ministra moldava, Maia Sandu, vota con su gabinete en su primera reunión el 10 de junio de 2019 en Chisinau afp_tickers
Este contenido fue publicado el 12 noviembre 2019 - 13:10
(AFP)

El parlamento de Moldavia votó el martes una moción de censura contra el gobierno de la Primera ministra pro Europa Maia Sandu, en puesto desde junio, sumiendo en la crisis a esta antigua república soviética.

El Partido Socialista proruso del presidente de Moldavia Igor Dodon y el Partido Demócrata fundado por el oligarca en el exilio Vladimir Plahotniuc apoyaron la moción, que obtuvo 63 votos de 101 diputados. La alianza proeuropea ACUM votó en contra.

Tras la caída del gobierno, una mayoría de diputados se reunirá en una nueva coalición y elegirá a un Primer ministro que dispondrá de 45 días para obtener la confianza del parlamento, de lo contrario se organizarán elecciones anticipadas.

La moción de censura fue presentada por el Partido Socialista en un contexto de batalla en torno al nombramiento de un fiscal general, en ese pequeño país que sufre repetidas crisis políticas.

El gobierno de Maia Sandu, que daba prioridad a la lucha contra la corrupción, exigía más poder en la elección del fiscal y denunciaba los resultados sesgados de una comisión encargada de evaluar a los distintos candidatos al puesto.

Por consiguiente, la semana pasada el consejo de ministros autorizó a la Primera ministra a que nombrara ella misma al fiscal general, lo que provocó la furia del Partido Socialista con el que se había concertado una alianza fallida en junio.

Maia Sandu llegó al poder tras la formación de una coalición inédita entre prorusos y prooccidentales, apoyada por Moscú y los europeos. El objetivo declarado de esta alianza era alejar del poder a Vlad Plahotniuc, figura controvertida acusada desde hace años de controlar al país.

Moldavia, un país de 3,3 millones de habitantes en la frontera de la Unión Europea, está dividida entre partidarios de un acercamiento con Moscú y de vínculos más estrechos con los europeos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.