Al menos nueve personas murieron por disparos el domingo en la frontera de facto entre India y Pakistán en Cachemira, anunciaron las autoridades.

La tensión aumentó entre ambos países vecinos después de que India revocara la autonomía de Cachemira, de mayoría musulmana, el 5 de agosto e impusiera restricciones a la libertad de movimiento y a las comunicaciones para evitar altercados. Pero, recientemente, Nueva Delhi restableció la mayoría de las conexiones por telefonía móvil.

Las autoridades de ambos países se acusaron mutuamente de efectuar tiros de mortero y de armas ligeras a lo largo de la llamada Línea de Control.

"Dos soldados y un civil fueron abatidos y otros tres resultaron heridos por los disparos, sin provocación alguna, de Pakistán", señaló el portavoz del ejército indio Rajesh Kalia a la AFP, en alusión a unos tiros ocurridos en la región montañosa de Tangdhar, en el distrito de Kupwara.

Por su parte, funcionarios de la zona de Cachemira administrada por Pakistán indicaron a la AFP que seis civiles murieron y que otros ocho fueron heridos en Muzaffarabad y en el valle de Neelum por unos tiros de mortero.

Desde la independencia de la metrópolis colonial británica en 1947, Cachemira se encuentra dividida entre India y Pakistán, dos potencias nucleares enfrentadas desde hace décadas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes