Navigation

OIT investiga ley boliviana que autoriza trabajar a niños de 10 años

Dos niños enmascarados trabajan de lustra botas en La Paz, el 31 de marzo de 2001 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 10 julio 2014 - 19:07
(AFP)

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) indicó el jueves que está investigando la nueva legislación de Bolivia que autoriza a los niños a trabajar a partir de los 10 años, según señaló el organismo de la ONU.

"La OIT sigue examinando las provisiones de la nueva ley", indicó a la AFP el portavoz de la OIT, Hans von Rohland.

"Pero hay preocupación de que la ley pueda llevar a la reducción de la edad mínima para trabajar por debajo del mínimo indicado por las Convenciones de la OIT ratificadas por Bolivia", añadió.

El código laboral anterior de Bolivia no permitía ninguna excepción por debajo de la edad mínima de 14 años, que las reglas de la OIT permite a los países en vía de desarrollo a adoptar en vez de la edad límite global de 15 años.

El parlamento de Bolivia aprobó la nueva legislación la semana pasada. Su presidente, Evo Morales, es un antiguo sindicalista que de niño trabajó en el campo.

La nueva legislación mantiene la edad mínima en 14 años, pero introduce excepciones cuando se cumplen unos criterios legales específicos, en los que la edad mínima se reduce hasta los 10 años.

La edad mínima de 14 años es blanco de críticas en el país, incluido por parte de jóvenes sindicalistas, que argumentan que los bolivianos trabajan desde muy jóvenes por necesidad.

La convención laboral de la OIT también indica que los niños de entre 13 y 15 años pueden realizar trabajo leve siempre y cuando no amenace su salud o su educación, y que en los países en desarrollo se puede reducir a entre 12 y 14 años.

Los parlamentarios bolivianos aprobaron la medida tras un consenso entre todos los sectores, que obliga a los empleadores a respetar ciertos criterios para garantizar la salud mental y física de los niños empleados y evitar la explotación infantil.

Los factores incluyen una decisión voluntaria del niño a trabajar, el consenso de un pariente o tutor y el permiso del defensor del pueblo.

Sin embargo, la OIT alertó de posibles vacíos legales.

"La ley podría fallar en la protección de los derechos de niños que trabajan en la agricultura en la granja familiar", indicó von Rohland.

"En línea con las Convenciones de la OIT sobre el trabajo infantil, estos niños deberían disponer del mismo derecho a ser protegidos en contra del trabajo peligroso que los otros niños que trabajen para un empleador que no sea de su familia", añadió.

Bolivia argumenta que reduciendo la edad legal, espera erradicar la pobreza extrema, un factor clave del trabajo infantil, antes de 2025.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Cambiar la contraseña

¿Quiere borrar el perfil definitivamente?