Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El encargado de las finanzas del Vaticano, el cardenal australiano George Pell, hablando con los periodistas en el hotel Quirinale de Roma, el 3 de marzo de 2016

(afp_tickers)

El influyente cardenal australiano George Pell, encargado de las finanzas del Vaticano, descartó renunciar a su cargo pese al escándalo que salpica a varios curas pedófilos en su antigua diócesis, en una entrevista con Sky News.

El que fuera jefe de la Iglesia Católica en Australia, que se convirtió en 2014 en el jefe de la Secretaría de Economía de la Santa Sede, negó haber encubierto casos de pedofilia cometidos en los años 70 y 80 por sacerdotes y religiosos de la diócesis de Melbourne, cuando era arzobispo de esa ciudad.

Pell, de 74 años, declaró esta semana ante una comisión australiana que investiga estos casos y aseguró que no estaba al tanto de los abusos que se cometían.

"No, no voy a renunciar. Eso sería tomado como una admisión de culpa", dijo Pell en una entrevista con Sky News, grabada en Roma y transmitida el viernes en Australia. "Si el Santo Padre me lo pide, le diría eso, pero haré todo lo que me pida", añadió.

Pell considera que fue una "coincidencia desastrosa" que cinco sacerdotes abusaran de menores cuando ejercía en esa ciudad.

En 2013 la Iglesia Católica de Australia admitió haber ocultado durante décadas los abusos sexuales a menores de edad cometidos por miembros de la congregación eclesiástica y confirmó la existencia de 620 casos de abusos sexuales contra menores, incluidos niños de 7 y 8 años, cometidos por sacerdotes desde la década de 1930.

El purpurado reconoció el domingo tras su primera audición que la Iglesia Católica "ha cometido enormes errores" al haber permitido que sacerdotes violaran y acosaran sexualmente a miles de niños durante siglos. "No estoy aquí para defender lo indefendible. La Iglesia ha cometido enormes errores y trabaja para remediarlos", afirmó.

El Vaticano defendió el viernes sin titubeos al cardenal australiano por la defensa "digna y consistente" que hizo de su actitud frente a los casos de pedofilia en su diócesis, calificada en cambio de insuficiente por las víctimas del escándalo que lo acusan de encubrirlos por décadas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP