AFP internacional

Vista de un letrero de la petrolera estatal mexicana Pemex en una gasolinera en Ciudad de México, el 21 de febrero de 2017.

(afp_tickers)

La petrolera estatal mexicana Pemex anunció este miércoles una ganancia neta de 4.675 millones de dólares en el primer trimestre, recuperándose de las pérdidas en el mismo período de 2016 gracias al alza de los precios del crudo y la apreciación del peso.

"Por segundo trimestre consecutivo, Pemex registró un resultado neto positivo, lo cual no había ocurrido en casi seis años", dijo en teleconferencia Juan Pablo Newman, director corporativo de finanzas.

Explicó que la empresa logró ganancias por 72.700 millones de pesos (unos 3.866 millones de dólares) en el cuarto trimestre de 2016 y de 87.900 millones de pesos (4.675 millones de dólares) en los tres primeros meses de 2017.

En contraste, en el primer trimestre de 2016 perdió 3.295 millones de dólares.

Según la empresa, este resultado se originó principalmente por la recuperación de los precios del petróleo y por rendimientos cambiarios, dada la apreciación del peso frente al dólar.

"El precio del crudo ha mostrado una recuperación importante al pasar de 26 dólares por barril en el primer trimestre de 2016 a 44 dólares por barril en el primer trimestre de 2017", puntualizó Newman.

El peso mexicano, que cayó en los primeros días de enero a mínimos históricos alrededor de 22 pesos por dólar, cerró el trimestre en 18,72 por billete verde, una apreciación cercana al 15%.

Por otro lado, las ventas totales aumentaron 55% en el primer trimestre de 2017, en comparación con las del mismo periodo del año anterior.

Esto se debió a un incremento del 42% en los ingresos por ventas en México, principalmente de combustibles, así como un incremento del 85,8% en las exportaciones, indica el reporte financiero de la empresa, al precisar que estas dos alzas se explican en su mayoría por la recuperación de los precios de crudo.

- Expectativas de mejoramiento -

Pemex, la empresa más grande de México y que genera cerca de 20% del presupuesto nacional, cayó hace años en una profunda crisis de producción hasta alcanzar actualmente los dos millones de barriles diarios de petróleo.

Así, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto impulsó una reforma que se aprobó en 2014, abriendo por primera vez en 70 años la empresa estatal a capitales privados y extranjeros, y ahora tiene la expectativa de que el sector se recupere en los próximos años gracias a sus licitaciones con gigantes como British Petroleum, Total o Statoil.

En los primeros tres meses de 2017, los gastos de operación de Pemex disminuyeron por cuarto trimestre consecutivo, esta vez en 14%, "en línea con las políticas de austeridad implementadas", comentó Newman, al precisar que los costos de pozos no exitosos disminuyeron 75% debido a una estrategia más eficiente de perforación.

Además, la deuda financiera total disminuyó 6,4% para ubicarse en 98.600 millones de dólares, principalmente por el efecto de la apreciación del peso frente al dólar, indica el informe financiero.

Pemex registró una pérdida neta equivalente a 14.300 millones de dólares en 2016, muy inferior a la del año anterior de unos 37.871 millones de dólares, gracias a sus políticas de "austeridad" y "eficiencia" en el gasto.

Para evitar una catástrofe financiera, la compañía postergó a inicios del año pasado 3.600 millones de dólares en inversiones y aplicó un plan de recortes por 5.500 millones de dólares, mientras que en abril recibió del gobierno una inyección de 4.200 millones de dólares.

AFP

 AFP internacional