Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los peregrinos rezan en la iglesia de San Cayetano en Liniers, un barrio obrero de Buenos Aires, el 7 de agosto de 2017

(afp_tickers)

Miles de argentinos renovaron este lunes su devoción por San Cayetano en el día del patrono del pan y del trabajo para los católicos, coincidiendo con una marcha de organizaciones sociales y sindicatos que piden al gobierno que declare la emergencia alimentaria.

Bajo la consigna "Pan, paz, tierra, techo y trabajo", la marcha confluirá por la tarde en la Plaza de Mayo para pedirle al presidente Mauricio Macri fondos excepcionales para comedores escolares y comunitarios y expresarse en contra de su política económica.

También entregarán un petitorio en el Congreso Nacional con miles de firmas para que los legisladores impulsen por ley la declaración de emergencia alimentaria.

"Las políticas económicas del gobierno de Cambiemos (oficialismo) generan miles de despidos y dejan cada vez a más personas en situación de pobreza y de hambre", dijeron los convocantes en un comunicado.

La marcha en Buenos Aires tendrá réplicas en las principales ciudades del país, según la convocatoria, y se produce a días de las primarias nacionales del domingo que definirán candidatos para las elecciones legislativas de medio turno del 22 de octubre.

A primera hora de este lunes un incesante desfile de peregrinos colmó la iglesia de San Cayetano en el barrio de Liniers, desde donde el grueso de las columnas iniciaron la marcha de 17 kilómetros hacia la Plaza de Mayo.

"Vengo hace 10 años acompañando a mi papá, que viene desde hace 30", dijo a la AFP Marina García, una de las fieles que esperó horas para tocar la imagen del santo.

Agregó que desde el momento en que su padre y familia empezaron a "enderezar la vida" no faltan cada 7 de agosto para "agradecer y pedirle por todas las personas que tienen su trabajo en peligro o lo perdieron", dijo García.

En los alrededores de la iglesia decenas pasaron la noche en improvisadas carpas para ser los primeros en entrar al templo.

"El gran desafío que tenemos es que nuestro pueblo tenga un trabajo digno, genuino", dijo el cura Roberto Quiroga, que asiste a los fieles en el santuario. "La gente quiere trabajar, lo piden acá todos los días".

Argentina, tercera economía de América Latina, comenzó a dar signos de incipiente recuperación de 0,3% en el primer trimestre, tras caer 2,3% en 2016.

Pese a ello el desempleo creció a 9,2% en el primer trimestre frente a 7,6% de finales de 2016 y en la periferia de la capital argentina, donde viven unas 8 millones de personas, alcanza 11,8%, según índices oficiales.

El consumo acumula una caída de 3% entre enero y julio pasado, según datos de cámaras empresarias.

La inflación, por su parte, subió a 11,8% en el primer semestre y afecta en especial a los sectores más humildes. Las estadísticas dicen que Argentina tiene 30% de pobres y que 58,7% de los niños menores de 17 años sufren carencias.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP