La presión seguía aumentando este sábado hacia el primer ministro británico, Boris Johnson, para que despida a unos de sus consejeros, Dominic Cummings, sospechoso de haber incumplido las reglas del confinamiento para luchar contra el coronavirus.

Cummings, de 48 años, salió de su domicilio en Londres para visitar a sus padres, de unos 70 años, en Durham (noreste de Inglaterra) pese a que tenía síntomas de COVID-19, revelaron el viernes los diarios Daily Mirror y The Guardian.

El sábado, ante la polémica, Downing Street dijo que Cummings actuó siguiendo las recomendaciones del gobierno.

"El pueblo británico no espera que haya una ley para uno y otra ley para Dominic Cummings", dijo un portavoz del partido laborista. Ed Davey, un dirigente del partido liberal-demócrata, afirmó por su parte que Cummings "tendrá que dimitir" si se confirman los hechos.

Según el líder de los independentistas escoceses en el parlamento de Westminster, Ian Blackford, "tiene que dimitir o ser destituido".

Sin embargo, según una persona cercana a Dominic Cummings, "no hay ninguna posibilidad de que dimita".

Un portavoz de Downing Street negó que violara las reglas y explicó que el consejero actuó así porque necesitaba ayuda para cuidar a su hijo y que se instaló en un edificio separado de la propiedad.

Según esta fuente, su hermana le dejaba la compra en el exterior.

La policía de Durham confirmó haber sido informada el 31 de marzo que alguien llegó de Londres e indicó haberle recordado las reglas según las recomendaciones nacionales.

Pero Downing Street contradijo directamente estas afirmaciones y explicó que "en ningún momento la policía habló con él o su familia sobre el tema, como se dijo".

En el momento de los hechos, el gobierno de Boris Johnson pedía a la población salir de casa solo para las necesidades básicas y los que tenían síntomas no podían salir.

"Los que intentan politizar" este asunto "deberían mirarse en el espejo", tuiteó el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, dando por buenas las explicaciones dadas hasta ahora.

El caso se suma a las críticas al gobierno de Johnson por la gestión de la pandemia, que ha dejado más de 36.000 muertos en Reino Unido.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Contenido externo

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

Vivir y trabajar en la montaña gracias a Internet

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes