Navigation

Presidente chino explora negocios e inversiones en Cuba

El vicepresidente cubano, Miguel Díaz Canel (izq), recibe al presidente chino, Xi Jinping, en el aeropuerto de La Habana José Martí, el 21 de julio de 2014 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 22 julio 2014 - 09:31
(AFP)

El presidente chino, Xi Jinping, se reunió este martes con su par cubano, Raúl Castro, en una visita de dos días a La Habana destinada a convertir a China en gran inversionista en Cuba, además de segundo socio comercial y primera fuente de créditos.

"La parte china está llena de confianza sobre el futuro desarrollo de las relaciones entre nuestro país y Cuba, y seremos para siempre buenos amigos, compañeros y hermanos de Cuba", declaró Xi, luego de que Raúl Castro le impusiera la condecoración José Martí.

Xi fue recibido con honores militares en el Palacio de la Revolución y sostuvo un encuentro con Raúl Castro, con quien asistió después a la firma de 29 acuerdos entre ambos países comunistas, en una gira centrada en la economía más que en la ideología.

Los acuerdos son sobre finanzas, agricultura, industria, salud, biotecnología, petróleo, energía, medio ambiente, educación, telecomunicaciones, uso del ciberespacio y televisión digital, entre otros.

Los convenios incluyen un crédito para modernizar el puerto de Santiago de Cuba, en el extremo oriental de Cuba; sobre diversas donaciones para entidades públicas cubanas; para el suministro de níquel; sobre la calidad del tabaco y el azúcar que Cuba exporta a China; y la conformación de una empresa mixta para desarrollar campos de golf en la isla.

Cuba es la última escala de una gira latinoamericana del presidente chino, que estuvo también en Brasil, Argentina y Venezuela. A estos dos últimos países Xi tendió la mano con diversos acuerdos, mientras sus economías son miradas con recelo por Estados Unidos y Europa.

En coincidencia con su visita, medio centenar de empresarios chinos exploraron oportunidades de negocios en la isla, atraídos por las nuevas ventajas a la inversión extranjera.

Además, funcionarios chinos y cubanos inauguraron este martes en La Habana una planta que con tecnología china fabricará "biosensores" para controlar la diabetes, mal que padecen 800.000 de los 11,1 millones de cubanos.

Xi culminará su periplo el miércoles en Santiago de Cuba, días después de una gira latinoamericana del presidente ruso Vladimir Putin, quien visitó Cuba, Nicaragua, Argentina y Brasil.

Las giras de Putin y Xi a una región donde la influencia de Estados Unidos era omnipresente fueron calificadas este martes como "una de las proezas más grandes de la historia humana" por Fidel Castro, retirado del mando desde 2006.

Xi sostuvo este martes un encuentro con Fidel, tal como hizo Putin hace 11 días, y le deseó felicidades por su cumpleaños 88, el próximo 13 de agosto, y le obsequió un busto de bronce de 175 kilos con la figura del líder cubano cuando era joven.

- Necesidad de capitales frescos -

Raúl Castro, de 83 años, emprendió reformas económicas en 2008, proceso que algunos analistas consideran inspirado en China, para dar eficiencia el agotado modelo de estilo soviético.

Pero al cabo de seis años de reformas, la economía cubana sigue sin despegar debido principalmente a la falta de inversiones, por lo que la llegada de capitales frescos es vital para la isla.

Cuba puso en vigor en junio una nueva Ley de Inversión Extranjera y promueve la instalación de empresas foráneas en la futura zona franca del nuevo megapuerto de Mariel, 45 km al oeste de la capital, que absorberá el tráfico de carga de La Habana.

Pekín es la principal fuente de créditos de la isla, que debido al embargo estadounidense carece de acceso a los organismos financieros internacionales.

Además, es el segundo socio comercial de la isla, detrás de Venezuela.

Xi y Raúl Castro habían coincidido en Brasilia el jueves en la cita entre China y el "cuarteto" de la Celac, que integran Cuba, Costa Rica, Ecuador y Antigua y Barbuda.

En esa ocasión, Xi ofreció un fondo de 20.000 millones de dólares para financiar infraestructura en América Latina, además de una línea de crédito adicional de hasta 10.000 millones y un fondo de cooperación de 5.000 millones.

Xi también asistió en Brasil a la cumbre de los BRICS, que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, y además tuvo un encuentro con todos los presidentes sudamericanos.

- Visita al antiguo Cuartel Moncada -

El mandatario chino visitará en Santiago de Cuba el mausoleo de José Martí en el Cementerio de Santa Ifigenia y la "Ciudad Escolar 26 de Julio", que ocupa el antiguo Cuartel Moncada, asaltado en 1953 por guerrilleros liderados por Fidel Castro, en la primera acción armada de la revolución cubana.

Este sábado se cumplen 61 años del asalto al Moncada, lo que será celebrado con un acto en Artemisa, 60 km al suroeste de La Habana.

Xi y Raúl Castro acudirían este martes en la noche a una función especial de ballet con bailarines chinos y cubanos, en el Teatro Nacional de La Habana.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.