Navigation

Presidente del Consejo de Seguridad dice que está muy cerca acuerdo de tregua en Siria

Dos hombres observan los restos de un cohete en una calle en Duma, en el enclave rebelde de Guta Oriental, el 23 de febrero de 2018. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 23 febrero 2018 - 16:15
(AFP)

El Consejo de Seguridad de la ONU está muy cerca de lograr un acuerdo para imponer un cese al fuego de 30 días en Siria, declaró este viernes su presidente, el embajador kuwaití Mansur al Otaibi.

"Seguimos trabajando en la redacción, en algunos párrafos pero ya casi estamos ahí", dijo al Otaibi, que ostenta la presidencia del órgano este mes, rodeado de los representantes de los otros nueve miembros no permanentes del Consejo de Seguridad.

El Consejo en un principio prevé someter a votación este viernes el proyecto de resolución sobre el alto al fuego que permitiría enviar ayuda humanitaria y hacer evacuaciones médicas en Guta Oriental, pero aún no ha comunicado cuándo lo hará.

La hora de la votación fue postergada hasta en tres ocasiones durante la jornada, mientras la negociación continuaba para evitar un veto ruso, indicó a la AFP una fuente diplomática.

Los miembros del Consejo han recibido una versión enmendada del borrador negociado desde hace dos semanas.

El nuevo texto se limita a "pedir" un alto el fuego, mientras que la versión anterior empleaba el verbo "decidir".

Especifica que la tregua no será aplicable a "individuos, grupos, empresas y entidades asociadas" a Al Qaida y al grupo Estado Islámico. La versión precedente mencionaba únicamente a estas dos organizaciones.

Suecia y Kuwait presentaron la propuesta el 8 de febrero, pero las negociaciones se estancaron y desde entonces el régimen sirio bombardea el bastión rebelde de Guta Oriental, con un saldo de más de 400 muertos en los últimos cinco días.

Se ignora si Rusia, con derecho de veto en el Consejo de Seguridad, lo apoyará. El jueves por la noche, el embajador ruso ante Naciones Unidas, Vasili Nebenzia, dijo que "no había acuerdo" para la imposición de un alto el fuego humanitario.

El borrador tiene como objetivo aligerar el asedio del régimen sirio a Guta Oriental, suministrar ayuda humanitaria urgente (medicamentos y comida) y organizar evacuaciones en este enclave de 400.000 habitantes.

Más de 13,1 millones de sirios necesitan ayuda humanitaria, entre ellos los 6,1 millones de desplazados en el interior del país desde que hace casi siete años comenzó una guerra civil en la que han muerto más de 340.000 personas.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.