AFP internacional

Miembros de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) participan de una marcha en protesta contra las medidas económicas del presidente Mauricio Macri en Plaza de Mayo

(afp_tickers)

Los sindicatos argentinos arrancaron la madrugada de este jueves la primera huelga general contra el modelo económico del presidente Mauricio Macri, quien se prepara para ser anfitrión de una sesión del Foro Económico Mundial en Buenos Aires.

La paralización convocada por las tres principales centrales sindicales afectará al transporte público, la industria, la sanidad, la educación y la banca, dijeron sindicalistas. Organizaciones sociales y grupos de izquierda prevén cortes en los accesos a Buenos Aires y marchas en distintas ciudades.

"Los paros son siempre la última instancia y no es éste el caso", reclamó el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, luego que Macri llamara "mafiosos" a los sindicalistas esta semana.

La huelga es el corolario de las multitudinarias marchas en marzo organizadas por sindicatos, estudiantes, organizaciones de derechos humanos y opositores que reclamaron en la calle frente a una situación social y económica en deterioro.

La tercera economía de América Latina sigue en recesión. Se desplomó 2,3% en el primer año de gobierno de Macri y sólo en enero hubo una muy tibia recuperación.

La pobreza aumentó y alcanza a 32,9% de los argentinos. Las inversiones cayeron 5,5% y la producción industrial lleva 13 meses de caída.

En medio de una polarización política, el presidente Macri endureció esta semana su postura hacia los gremialistas luego que el sábado decenas de miles de personas sorprendieron con una concentración en las calles para expresarle apoyo al gobierno.

"Que nadie se crea el dueño del país y del futuro, poniendo palos en la rueda sistemáticamente", dijo Macri el lunes en un tono más duro del habitual en sus discursos.

El mandatario liberal agregó que "hay comportamientos mafiosos en sindicatos, empresas, política y justicia. Por suerte son minoría, pero hay que combatirlos", indicó.

La medida coincide con la celebración en Buenos Aires del primer Foro Económico Mundial dedicado a América Latina (WEF Latam) que se realiza en Buenos Aires y que congregará a políticos, banqueros y empresarios en el exclusivo barrio de Puerto Madero, bajo estrechas medidas de seguridad.

Macri tiene previsto un acto de apertura del foro a cargo de la fundación suiza que realiza la cita anual en Davos, y varias organizaciones sociales pautaron una marcha hacia el hotel que alberga la cita.

AFP

 AFP internacional