El presidente ruso Vladimir Putin estuvo en Abu Dabi el martes para una visita que culminará con la firma de acuerdos por un total de más de mil millones de dólares.

Rusia, en fricción con Occidente, continúa cortejando a inversionistas árabes.

El dirigente ruso visitó los Emiratos Árabes tras una visita a Arabia Saudita en la que se concretó un acuerdo sobre el petróleo entre Moscú y Riad, coronada por unos veinte contratos que prevén inversiones por miles de millones de dólares.

Estas visitas tienen lugar en el momento que las relaciones entre Rusia y Occidente se encuentran en su punto más bajo desde el final de la Guerra Fría, y la economía rusa ha sido golpeada duramente desde 2014 por sanciones europeas y estadounidenses debido a su papel en la crisis ucraniana.

En el aeropuerto de Abu Dabi, Putin fue recibido con honores por el príncipe heredero Mohamed bin Zayed al Nahyane y su comitiva, acompañado, al igual que en Riad, por jinetes con banderas rusas.

Según el Fondo Soberano de Rusia, se firmarán con los Emiratos unos 10 acuerdos por un valor de más de 1.300 millones de dólares, en particular en las esferas de la alta tecnología, la salud y la energía.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes