Navigation

Pyongyang denuncia las maniobras conjuntas de EEUU y Corea del Sur

El líder norcoreano, Kim Jong-Un, sonríe durante una visita a la fábrica de neumáticos de Amnokgang, en la provincia de Chagang, en una fotografía sin fecha divulgada este domingo 3 de diciembre por la agencia oficial norcoreana KCNA afp_tickers
Este contenido fue publicado el 03 diciembre 2017 - 11:49
(AFP)

Corea del Norte tachó de "belicistas" a EEUU y Corea del Sur este domingo, la víspera del inicio de sus maniobras aéreas conjuntas más importantes hasta la fecha.

El ejercicio "Vigilant Ace", que movilizará unos 230 aviones, entre ellos cazas furtivos F-22 Raptor, comienza el lunes y durará cinco días. Se lleva a cabo pocos días después de que el régimen norcoreano probara un misil balístico intercontinental (ICBM) presuntamente capaz de alcanzar EEUU.

El diario Rodong, del partido único en el poder en Corea del Norte, denunció estas maniobras. "Es una provocación abierta, a todos los niveles, contra Corea del Norte, que podría desembocar en una guerra nuclear en cualquier momento", señaló el rotativo en su editorial.

"Los belicistas estadounidenses y su marioneta surcoreana harían bien en recordar que su ejercicio militar dirigido contra Corea del Norte será tan estúpido como un acto que precipite su autodestrucción", agregó.

El Ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano acusó el sábado a la Administración del presidente Donald Trump de "querer la guerra nuclear a cualquier precio" con este simulacro aéreo.

H.R. McMaster, consejero de seguridad nacional de Trump, consideró recientemente que la posibilidad de una guerra con Corea del Norte se reforzaba.

"Creo que aumenta cada día, lo que significa [...] que estamos en una carrera para solucionar el problema", dijo durante un foro. "Hay maneras de hacer frente a este problema fuera de un conflicto armado, pero es una carrera porque se acerca cada vez más [a su objetivo], ya no queda mucho tiempo", agregó.

Corea del Norte afirma haber probado un nuevo ICBM, el Hwasong-15, capaz de transportar "una ojiva pesada extragrande" que puede alcanzar todo el territorio continental estadounidense. El dirigente Kim Jong-Un declaró que su país había alcanzado su objetivo: convertirse en un Estado nuclear de pleno derecho.

Pyongyang debe demostrar todavía que domina la tecnología clave para asegurar la supervivencia de las ojivas a su reingreso en la atmósfera desde el espacio.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.