AFP internacional

Una multitud presencia en una pantalla en Pyongyang el lanzamiento en directo de un misil balístico Pukguksong-2, el 13 de febrero de 2017

(afp_tickers)

El dirigente norcoreano, Kim Jong-Un, supervisó maniobras militares de sus fuerzas especiales, informaron el jueves medios estatales del país, en un momento de creciente tensión entre Pyongyang y Washington por el programa nuclear norcoreano.

El martes, Corea del Norte prometió responder al movimiento "insensato" de Estados Unidos al enviar un grupo aeronaval hacia la península coreana, y advirtió de que está lista para la "guerra".

Por su parte, el presidente estadounidense, Donald Trump, amenazó con una acción unilateral contra Corea del Norte si China no lograba frenar a su turbulento vecino.

Ciertos especialistas cree que Pyongyang podría utilizar el pretexto de las celebraciones el próximo sábado del 105 aniversario del nacimiento del fundador del régimen, Kim Il-sung, para realizar su sexto ensayo nuclear.

Corea del Norte intenta dotarse de misiles intercontinentales capaces de llevar bombas nucleares en el territorio continental americano.

El jueves, la agencia oficial norcoreana KCNA informó de que Kim Jong-un había asistido desde un puesto de observación a maniobras consistentes en salto en paracaídas desde aparatos ligeros de comandos de las fuerzas especiales que cayeron "como granizo" para "destruir sin piedad objetivos enemigos".

Con una gran sonrisa, el líder norcoreano cubrió a sus tropas de elogios por su precisión, según la agencia estatal, que no precisó cuándo habían tenido lugar las maniobras.

"Este ejercicio muestra de nuevo que los invasores imprudentes probarán el sabor de las balas de nuestro ejército popular coreano t de la guerra", aseguró citado por KCNA.

Por su parte, el presidente Xi Jinping abogó por una solución pacífica a la crisis y por "el mantenimiento de la paz y de la estabilidad" en la península coreana.

Estados Unidos considera a China como aliado de Corea del Norte y estima que Pekín cuenta con medios para convencer a su vecino de abandonar su programa nuclear.

En un editorial con un tono inusualmente violento contra el régimen de Kim Jong-un, el diario chino Global Times advirtió a Pyongyang contra una sexta prueba nuclear.

"La península coreana nunca ha estado tan cerca de un enfrentamiento militar desde que Corea del Norte realizase su primera prueba nuclear en 2006", observó en un editorial el diario.

Si Pyongyang realiza un nuevo ensayo nuclear o un disparo de misil intercontinental, "Pekín reaccionará con firmeza", advirtió el rotativo, estimando que China apoyaría nuevas sanciones de la ONU.

AFP

 AFP internacional