Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El director general de Qatar Airways, Akbar al Baker, asiste al salón aeronáutico internacional en el aeropuerto de Le Bourget, cerca de París, el 19 de junio de 2017

(afp_tickers)

La compañía pública Qatar Airways se propone comprar el 10% del capital de American Airlines en momentos en que Doha está en el centro de una crisis diplomática en el Golf Pérsico.

La inesperada propuesta catarí fue revelada por American Airlines en un documento remitido a las autoridades estadounidenses de control bursátil, en el que indica que le ofreció pagar 808 millones de dólares.

Además el jefe ejecutivo de Qatar Airlines, Akbar al-Baker, comunicó a su contraparte de American que esperan hacerse del 10% de la aerolínea estadounidense.

"La inversión propuesta por Qatar Airways no fue solicitada por American Airlines y en modo alguno implicará cambiar la integración del comité de dirección, ni la gobernanza, gerencia o dirección estratégica", dijo American Airlines en su nota a las autoridades.

American señaló sin embargo que todo inversor que pretenda adquirir más de 4,75% de su capital debe recibir previamente la autorización de su consejo de administración.

De su lado, Qatar Airways dijo que no superaría esa cantidad sin la debida autorización y que cumplirá todas las obligaciones que las reglamentaciones le impongan.

"Qatar Airways ve una sólida posibilidad de inversión en American Airlines," dijo la empresa catarí en su comunicado.

La oferta llega cuando Catar está en pleno conflicto con sus vecinos Arabia Saudí, Baréin y Emiratos Árabes Unidos, que acusan a Doha de apoyar a Irán y a grupos extremistas y suspendieron todos los vuelos desde y hacia Catar.

La aerolínea catarí restó importancia al impacto de esa disputa en sus negocios y el 14 de junio dijo que la "amplia mayoría" de su red de vuelos no estaba siendo perjudicada. Analistas indicaron sin embargo que la rentabilidad de la compañía podría sufrir si la crisis se prolonga.

En el salón aeronáutico internacional de París, Qatar Airways fue galardonada como la mejor aerolínea del mundo en atención al pasajero, un premio muy buscado por las compañías.

Akbar al-Baker, jefe ejecutivo de Qatar Airways, y que se caracteriza por no tener pelos en la lengua, aprovechó ese premio para arremeter contra los rivales regionales de su compañía.

"En estos difíciles tiempos de ilegales prohibiciones de vuelos impuestas por grandes bravucones, este premio no es para mí, ni para mi aerolínea, sino para mi país", dijo.

- Controversias por cielos abiertos -

American también tiene sus diferendos con Qatar Airways, así como con otras compañías de Medio Oriente, debido a las que acusan de recibir subsidios que el sector aeronáutico de Estados Unidos considera violatorios de acuerdos internacionales.

El jefe ejecutivo de American, Doug Parker, y sus pares de las también estadounidenses Delta Air Lines y United Air Lines, reclamaron al presidente Donald Trump que tome medidas sobre supuestos 50.000 millones de dólares en subvenciones a Qatar Airways y otras dos empresas de Medio Oriente que consideran son una forma desleal e ilegal de competencia.

La oferta de Qatar Airways "no altera la convicción de American Airlines" de que se deben obedecer los acuerdos de "Cielos Abiertos" con Emiratos Árabes Unidos y Catar y asegurar una competencia limpia con compañías del Golfo, incluyendo a la propia Qatar Airways, dijo American en su nota a las autoridades estadounidenses.

Añadió que la compañía sigue creyendo que Trump y su administración "se plantarán ante gobiernos extranjeros para que terminen con los masivos subsidios a las aerolíneas que amenazan a la industria estadounidense de aviación y a los empleos de estadounidenses".

Qatar Airways ya tiene participación en otras aerolíneas extranjeras; incluyendo el grupo International Consolidated Airlines Group, al que pertenece British Airways.

AFP