AFP internacional

Un miembro de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), apoyadas por Estados Unidos, retira una bandera del grupo yihadista Estado Islámico (EI) el 30 de abril de 2017 en Tabqa, al oeste de Raqa, aún bastión yihadista y capital de facto del grupo

(afp_tickers)

Raqa, una localidad milenaria en el norte de Siria, fue la primera gran ciudad siria en caer bajo el yugo de los yihadistas del Estado Islámico (EI), que la convirtieron de hecho en su 'capital'.

- Excapital abáside -

Raqa vivió su apogeo bajo el califato de los Abásides. En 772 después de Jesucristo, el califa Al Mansur ordenó la construcción, siguiendo el modelo de Bagdad, de una ciudad guarnición, Al Rafiqa, junto a la antigua Raqa. Más tarde las dos localidades se unieron.

De 796 a 809, el poderoso califa Harun al Rashid decidió trasladar la capital de los abásides, que era Bagdad, a Raqa, en la encrucijada de las rutas entre Bizancio, Damasco y Mesopotamia. Lanzó grandes obras y dotó a la ciudad de palacios, mansiones y mezquitas.

En 1258, la ciudad quedó devastada por la invasión de los mongoles.

- Ciudad estratégica a orillas del Éufrates -

Raqa, de mayoría suní, se encuentra estratégicamente situada en el valle del Éufrates: cerca de la frontera con Turquía, a 160 kilómetros al este de Alepo y a menos de 200 kilómetros de la frontera iraquí.

La construcción de una represa cerca de la ciudad de Tabqa, más al oeste, ha permitido a Raqa desempeñar un papel importante en la economía gracias a la agricultura.

- Primera gran ciudad en poder de rebeldes -

Raqa se convirtió en marzo de 2013 en la primera capital provincial siria en caer en manos de grupos rebeldes opuestos al régimen de Bashar al Asad.

Los insurgentes capturaron a su gobernador y se apoderaron de la sede de la inteligencia militar, uno de los peores centros de detención en la provincia de Raqa, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

- Bastión del EI -

Al comienzo de 2014, la organización que en junio de ese año pasó a llamarse grupo Estado Islámico (EI), expulsó por la fuerza a los rebeldes de la ciudad y se hizo con su control.

En junio de 2014, el EI proclamó un 'califato' en los territorios conquistados a caballo entre Siria y el vecino Irak.

En agosto de ese año, el grupo EI controló completamente la provincia de Raqa tras arrebatar el aeropuerto al régimen sirio.

Rápidamente, el grupo extremista suní impuso su ley en Raqa mediante el terror y un sistema de gobierno equiparable al de un Estado.

A partir de junio de 2015 empezó a perder ciudades en la provincia de Raqa -Tal Abyad y Ain Isa- en provecho de combatientes kurdos.

- Ejecuciones y secuestros -

El grupo EI está acusado de crímenes de lesa humanidad por decapitaciones, ejecuciones masivas, violaciones, secuestros y limpieza étnica. El grupo lapidó a las mujeres sospechosas de adulterio e infligió muertes atroces a los homosexuales.

Algunas de sus atrocidades las grabaron en vídeos convertidos en arma propagandística.

- Ofensiva para recuperar Raqa -

Raqa fue en los últimos dos años un blanco constante de los ataques aéreos del régimen sirio, de Rusia y de la coalición internacional antiyihadista liderada por Estados Unidos.

Unos 300.000 habitantes viven actualmente en la ciudad. Las fuerzas antiyihadistas acusan al EI de usar a los civiles como "escudos humanos" y de esconderse en medio de la población.

El 5 de noviembre de 2016, las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS, formadas por kurdos y árabes) respaldadas por Estados Unidos, lanzan una gran ofensiva bautizada 'Cólera del Éufrates' para reconquistar Raqa.

Seis meses después, el 10 de mayo de 2017, las FDS conquistaron la ciudad de Tabqa y su represa, una posición clave a unos 50 km de Raqa.

Este martes 6 junio, las FDS anunciaron el comienzo de "la gran batalla para liberar la ciudad de Raqa", última etapa de la ofensiva iniciada hace siete meses, y el ingreso de sus primeros combatientes en un barrio del este de la urbe.

AFP

 AFP internacional