El consejo de administración de Renault anunció este miércoles que no pagará el equivalente de dos años de sueldo a su exdirector, Carlos Ghosn, una suma que debía recibir bajo una cláusula de no competencia que figuraba en su contrato.

Al cierre de una junta el miércoles, el consejo señaló también que Ghosn, que se encuentra detenido en Japón, tampoco recibirá millones de euros en acciones que estaban "sujetas a su presencia en Renault".

Fuentes de la compañía dijeron a la AFP antes de la cita que la pérdida de la suma por la cláusula de no competencia y de las acciones que debía recibir como director general asciende a unos 10 millones de euros (11,3 millones de dólares).

El expresidente del constructor francés de automóviles, considerado hace poco como uno de los hombres más poderosos de la industria, renunció a su cargo en Renault el mes pasado, después de haber sido arrestado bajo cargos de malversación financiera en Tokio en noviembre.

El Estado francés, que es uno de los principales accionistas de Renault, había dicho que haría todo lo posible para evitar que este hombre de 64 años reciba un "paracaídas dorado".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes