El principal adversario del mandatario boliviano Evo Morales, Carlos Mesa, denunció este lunes un "fraude" y anunció que desconocerá los últimos resultados provisionales de las elecciones presidenciales que dan al jefe de Estado ganador en la primera vuelta.

"No vamos a reconocer esos resultados que son parte de un fraude consumado de manera vergonzosa y que está colocando a la sociedad boliviana en una situación de tensión innecesaria", sostuvo Mesa, en declaraciones a medios de Santa Cruz (este boliviano).

El recuento rápido de actas (TREP), reanudado este lunes tras casi 20 horas de parálisis, daba a Morales un 46,87% y al opositor Carlos Mesa el 36,73% con 95,30% de actas verificadas, otorgando al presidente izquierdista 10,14 puntos de ventaja, suficientes para evitar un balotaje.

El tribunal electoral, "ha volteado la elección y le ha dado 10 puntos de diferencia (a Morales), por ahora. Me imagino que le van a agrandar todavía más, consumando un fraude, consumando un robo electoral inaceptable", protestó Mesa.

Según la Constitución boliviana, el ganador en primera vuelta debe obtener el 50% más uno de los votos válidos o al menos 40% de los sufragios con una ventaja de 10 puntos sobre el segundo.

"El gobierno ha planteado una situación imposible y esta denuncia la hacemos también ante la comunidad internacional", señaló el expresidente boliviano entre 2003 y 2005.

Poco antes, una misión de observadores de la OEA expresó su "profunda preocupación y sorpresa por el cambio drástico y difícil de justificar en la tendencia de los resultados preliminares conocidos tras el cierre de las urnas" el domingo, y que estaban orientados hacia una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes