Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, llega a una reunión con su homólogo de Rusia en el Kremlin, en Moscú, el 23 de mayo de 2017

(afp_tickers)

El presidente filipino, Rodrigo Duterte, celebra este viernes su primer año en el poder. A continuación, algunas cifras que ilustran los dilemas de su presidencia.

- 3.116 –

Es el número de personas que la policía afirma haber matado en el marco de una controvertida campaña para erradicar el tráfico de estupefacientes.

Duterte ha hecho de esta "guerra contra la droga" su prioridad, explicando que el archipiélago está amenazado con convertirse en un narcoestado.

Sus opositores lo acusan de animar a policías y asesinos desconocidos a cometer asesinatos en masa, con sus declaraciones incendiarias. El presidente dijo, por ejemplo, que estaría "feliz de masacrar" a millones de toxicómanos.

El gobierno contó 2.098 homicidios cometidos "en relación con la droga" durante los últimos 12 meses. En paralelo, la policía investiga el móvil de los asesinatos de 8.200 personas.

- 75% -

Es el porcentaje de adultos filipinos que afirman estar satisfechos con la presidencia de Duterte, según el último sondeo realizado por un instituto independiente entre el 25 y el 28 de marzo. Solo el 9% de los filipinos no está satisfecho, lo que muestra la popularidad de la guerra contra la droga de Duterte.

- 6,4% -

Es la tasa de crecimiento del Producto Interior Bruto en el primer trimestre, con datos actualizados. Este resultado es inferior al que esperaban los analistas y el crecimiento trimestral más débil en un año, pero la economía filipina sigue siendo una de las más fuertes de Asia-Pacífico.

Los analistas alaban a Duterte por haber colocado a personalidades respetadas al mando de la economía. Esperan que la economía filipina siga creciendo. El gobierno cuenta con una tasa de crecimiento de entre el 6,5 y el 7,5% este año.

- 24.000 millones -

Es, en dólares estadounidenses, la suma que Duterte espera de China, incluyendo 15.000 millones en inversiones y 9.000 millones en prestamos con tipos favorables, prometidos durante una visita del presidente filipino a Pekín el año pasado.

Desde su llegada al poder, Duterte trata de reparar unas relaciones bilaterales considerablemente deterioradas bajo el mandato de su predecesor a causa de las disputas territoriales de Manila y Pekín en el mar de China Meridional.

No obstante, los opositores al presidente aseguran que Manila todavía no ha visto ni un centavo de ese dinero. Agregan que el archipiélago no se beneficiará de este por culpa de la corrupción y de la falta de transparencia, acusando a los acuerdos de contener cláusulas secretas beneficiosas para China.

- 422 –

Es el número de personas —yihadistas, soldados y civiles— muertos, según un balance oficial, en los combates entre las fuerzas gubernamentales y los combatientes que juraron lealtad al grupo Estado Islámico (EI) en Marawi, una gran ciudad musulmana del sur de Filipinas.

Los enfrentamientos, que estallaron el 23 de mayo, representan la mayor crisis con la que ha tenido que lidiar el presidente filipino hasta la fecha.

Duterte reaccionó decretando la ley marcial en toda la región de Mindanao, que cuenta con 20 millones de habitantes. Afirma que los yihadistas pretendían establecer un "califato" del EI en el sur del archipiélago.

AFP