Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un vehículo quemado junto a un cartel con la bandera del grupo yihadista Estado Islámico en la localidad siria de Dibsiafnan, a las afueras de Raqa, en una imagen del 11 d ejunio de 2017

(afp_tickers)

Aviones rusos mataron a dos jefes militares y cerca de 180 combatientes de la organización Estado Islámico (EI) cerca de Deir Ezzor, en el este de Siria, afirmó este sábado el ministerio ruso de Defensa.

"Como resultado de los bombardeos preventivos del 6 y 8 de junio por las fuerzas aéreas rusas sobre instalaciones de los militantes del EI, murieron los comandantes (...) Abu Omar al Belgiki y Abu Yasin al Masri", declaró el ministerio, según la agencia de prensa rusa TASS.

"Además, unos 180 combatientes" perdieron la vida, añadió, dando un balance que la AFP no ha podido confirmar hasta el momento.

El ministerio también declaró que 16 vehículos militares y un depósito de municiones quedaron destruidos.

En un vuelo de reconocimiento previo a esos bombardeos, los drones rusos revelaron que el EI se disponía "a atravesar la defensa de las fuerzas de la guarnición del ejéricto sirio bloqueada en el interior de la ciudad de Deir Ezzor", según el ministerio ruso.

El grupo yihadista asedia esa localidad desde comienzos de 2015, y domina gran parte de sus alrededores.

Principal aliada del régimen de Damasco, Rusia lanzó en septiembre de 2015 una operación militar para apoyar a las fuerzas gubernamentales sirias contra los rebeldes y los yihadistas.

El ejército ruso anunció el viernes que había matado posiblemente en Siria al líder del EI, Abu Bakr al Bagdadi, durante un bombardeo contra una reunión de altos dirigentes del grupo, a finales de mayo, cerca de Raqa.

Un portavoz de la coalición antiyihadista liderada por Estados Unidos, el coronel Ryan Dillon, indicó que no había podido confirmar "por el momento" la muerte de Bagdadi.

Por otra parte, el ejército sirio decretó un alto el fuego de 48 hotras en la ciudad de Deraa (sur) para permitir un respiro a sus habitantes, tras días de intensos combates.

Cerca del 60% de Deraa está en manos de los rebeldes. La ciudad forma parte de las "zonas de distensión" que pactaron en mayo pasado Rusia e Irán, aliados del régimen, y Turquía del lado rebelde.

A pesar de ese pacto, Deraa ha sido escenario de duros combates en las últimas semanas.

En seis años, la guerra en Siria causó la muerte de más de 320.000 personas y millones de desplazados, y arrasó la economía y las infraestructuras de este país de Oriente Medio.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP