Cerca de 300 militares rusos desplegados en Chechenia fueron enviados como refuerzo al noreste de Siria, en el marco del acuerdo ruso-turco sobre la retirada de los kurdos, anunció el viernes el ejército ruso.

Deben "realizar operaciones especiales", dijo un comunicado del Ministerio de Defensa de Rusia, según el cual los militares se desplegarán en la zona de 30 km de ancho de la frontera sirio-turca, definida en el acuerdo entre Ankara y Moscú sobre la retirada de las milicias kurdas.

El ejército ruso añadió que enviaron a Siria otros 20 vehículos blindados. Desde la intervención militar rusa en apoyo del régimen sirio de Bashar al Asad, en 2015, se han desplegado tropas de Chechenia en varias ocasiones, en particular después del asedio de Alepo en 2016.

El dirigente checheno, Ramzán Kadyrov, precisó incluso a mediados de octubre que la mayoría de los miembros de la policía militar rusa que patrullaban Siria eran de origen checheno.

"La población siria está agotada y por lo tanto muy agradecida con nuestra policía militar", afirmó el presidente ruso, Vladimir Putin, durante un viaje a Arabia Saudita, citado por la agencia Interfax.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes