Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El directivo Pierre Plissonnier, con la camisa desgarrada, huye de los manifestantes escoltado por dos guardias de seguridad, el 5 de octubre de 2015 en Roissy, a las afueras de París

(afp_tickers)

El juicio contra 15 empleados de Air France por agredir hace un año a dos directivos de la aerolínea durante una protesta contra un plan de supresión de empleos se abrió este martes en las afueras de París.

Los acusados, de los cuales cuatro fueron despedidos por Air France, pueden ser condenados a hasta tres años de cárcel y a una multa de hasta 45.000 euros (50.000 dólares). Cinco son acusados de "violencia" y diez de "degradación".

La primera audiencia en el tribunal de Bobigny, al este de París, se desarrolló en un ambiente caldeado entre aplausos, protestas y disputas entre abogados. Al exterior de la sala, unos 300 sindicalistas exigían que los acusados sean absueltos.

El caso se remonta al 5 de octubre de 2015. En la sede de Air France, en el aeropuerto Roissy-Charles-de-Gaulle, la dirección presentó a los sindicatos un plan que amenazaba con suprimir 2.900 empleos. Fuera de la sala, más de 2.000 personas se manifestaban contra el proyecto.

De repente, un centenar de manifestantes forzó la entrada a la sala. Uno de los directivos, con la camisa rasgada, tuvo que escalar una valla para huir de la turba, que gritaba "desnudo" y "dimisión". El otro, en las mismas condiciones, tuvo que ser evacuado por dos agentes de seguridad.

Las imágenes de los dos directivos escapando por muy poco a un linchamiento dieron la vuelta al mundo.

La corte visionó varios videos de la escena durante la audiencia. En uno de ellos se escucha claramente a uno de los empleados amenazar al director de recursos humanos Xavier Broseta: "tienes millones en tus bolsillos, vas a pagar".

Desde entonces, Air France, impulsada por una coyuntura favorable, renunció a su plan de reestructuración, pero sigue sacudida por tensiones con el personal de tripulación que mantuvo una huelga a finales de julio.

En el tribunal, los debates subieron de tono entre los acusados que denuncian la "violencia patronal" y la dirección que considera inaceptable cualquier recurso a la violencia.

"Los derechos sindicales son fundamentales (...) pero no hay ninguna justificación para la violencia contra inocentes", declaró Christian Charrière-Bournazel, uno de los abogados de Air France, al abrirse la audiencia.

Otro abogado de la empresa, Dominique Mondoloni, criticó en declaraciones a la AFP la "voluntad de la defensa de convertir a los victimarios en víctimas y a las víctimas en victimarios".

Del lado de la defensa, la abogada Lilia Mhissen, aplaudida vigorosamente por los allegados de los acusados que acudieron numerosos a la audiencia, pidió "que no se juzgue a los empleados en base a extractos de videos que duran apenas una fracción de segundo sino en su comportamiento" durante toda la manifestación.

Según ella, "si se hubieran recuperado todas las imágenes captadas por las cámaras de vigilancia y de los periodistas presentes, la historia sería diferente".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP