Secretario del Trabajo de Trump se defiende de favorecer a un presunto violador

El secretario de Trabajo, Alexander Acosta, responde a un reportero durante una conferencia de prensa en el Departamento de Trabajo de EEUU, el 10 de julio de 2019 en Washington, DC afp_tickers

El secretario del Trabajo de Donald Trump, defendió su gestión de hace una década en el caso contra el acaudalado financiero Jeffrey Epstein, acusado de abuso sexual de menores, incluida una mujer que el miércoles dio un conmovedor testimonio.

El secretario del Trabajo de Estados Unidos, Alexander Acosta, ofreció una larga conferencia de prensa para defenderse de las acusaciones de clemencia por ofrecer, cuando era fiscal federal en 2008, un acuerdo judicial considerado demasiado favorable a Epstein.

Acusado inicialmente de abuso de menores, el financiero sólo fue condenado a 13 meses de prisión.

Pero Epstein, de 66 años y quien ha tenido amistad con varias figuras poderosas como Donald Trump y el expresidente demócrata Bill Clinton, fue acusado el lunes nuevamente de abuso sexual de decenas de jóvenes menores de edad.

En esta ocasión enfrenta hasta 45 años de prisión por esos hechos que se remontan a la misma época de las acusaciones anteriores.

"Él me violó, me violó brutalmente", declaró Jennifer Araoz, una nueva acusadora, durante una entrevista difundida el miércoles por NBC.

"Yo estaba aterrorizada y le decía que parara (...) él no tenía ninguna intención de parar, eso es lo que él quería, es lo que consiguió", continuó muy conmovida, luego de narrar que había sido "reclutada" frente a su escuela en Nueva York por una mujer joven, en el otoño de 2001, cuando ella tenía 14 años.

Este encuentro la llevó a reunirse otras veces con Epstein en su casa, donde empezó dándole masajes en ropa interior mientras él se masturbaba, hasta el día de la presunta violación en 2002. La mujer dijo que no volvió a reunirse con él en su domicilio.

"Es un hombre peligroso y debe estar entre las rejas", afirmó Acosta ante la prensa. "Sus acciones ameritan una sentencia mucho más dura", reconoció.

El secretario afirmó que en 2008, cuando era fiscal federal en Florida, su equipo optó por este acuerdo porque temían que quedara libre si presionaban para llevarlo a juicio por cargos más graves.

Epstein finalmente se declaró culpable de utilizar prostitutas menores de edad.

"Nuestro objetivo era claro", declaró Acosta: "poner a Epstein en prisión, para aseguramos que estuviera registrado en la lista de delincuentes sexuales, dar a las víctimas los medios para pedir la reparación".

Líderes del opositor partido Demócrata han pedido la renuncia del secretario.

Acosta dijo sentirse apoyado por Donald Trump pero señaló que el presidente estadounidense tenía todo el poder para elegir a los integrantes de su gabinete, y eventualmente destituirlos.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo